Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 40
chihuahua@cambio16.gob.mx


22 de agosto

Todo en el mismo lugar Aldama

Heidi Rodríguez

134visitas

Rincón de escape y turismo campestre

Aldama, Chihuahua.- Aldama siempre ha sido la primera opción recreativa natural para los habitantes de la capital y avanza en su consolidación como referente estatal del turismo campestre y ecológico.

Su gente es firme defensora de las tradiciones y costumbres ancestrales, que los obligan a la hospitalidad y las relaciones cercanas.

“Aquí las relaciones son personales, no vas a la ferretería vas a comprarle a ‘Chano’, por ejemplo”, expuso el cronista de la ciudad, Manuel Martínez Chávez.

Aldama es un espacio para el esparcimiento alternativo ante lo asfixiante de las urbes. Tiene espacios culturales, con historia y ligados al medio ambiente, y su hospitalidad es de buenas costumbres y tranquilidad, destacó Martínez.

Respecto a su historia, refirió sus orígenes a 1671, cuando el capitán Pedro Cano de los Ríos denunció el establecimiento de cría de ganado en la zona y se fundó como asentamiento en 1717, bajo el nombre de San Gerónimo.

Aldama tuvo dos misiones, una franciscana, con el templo de San Boromeo y la jesuita Santa Ana de Chinarras, expuesta a los ataques apaches que provocaron el éxodo de los habitantes a la ciudad de Chihuahua.

Después de esos ataques, fue hasta 1783 cuando el capitán Juan Gutiérrez de la Cueva, generó el repoblamiento del municipio, apuntó el cronista.

El desarrollo del pueblo se estabilizó y la solidez urbana que aún conserva comenzó esos 300 años atrás, cuando su trazo fue tan planeado que ha cumplido su función hasta la fecha, destacó.

Su estilo arquitectónico tiene que ver con la última etapa de La Colonia, caracterizada por casas con un patio central, pisos de cantera y huertas interiores con productos típicos de la región.

La distribución del agua potable se hacía con un sistema repartidor, para llevar el agua a la mancha urbana por medio de tres acequias perfectamente equitativas, cuya calidad era resguardada por el compromiso de todos los habitantes, explicó Martínez.

Agregó que todos en el pueblo estaban conscientes del propósito del canal repartidor y su beneficio, pues además había conexiones o cortaduras hacia cada vivienda y en las familias eran muy estrictos que evitar que se ensuciara.

La “Casa de la Cultura, Arturo Norte García”, es un atractivo cultural y nostálgico para los habitantes ya fue la primaria “Juan Gutiérrez de la Cueva”, el primer centro escolar del m unicipio. Próximamente será recinto de talleres intensivos de arte para formar públicos, adelantó el director de Cultura, Marco Aurelio Galindo Navarro.

A un costado del complejo está el Museo Histórico Comunitario que fue solicitado por la comunidad y ofrece exposiciones permanentes sobre elementos distintivos de Aldama, como los fósiles marinos y vegetales, así como una colección de puntas de flecha para cazar, muebles y adornos coloniales.

El cronista Manuel Martínez indicó que a 57 kilómetros al noroeste de la ciudad, se encuentra el sitio arqueológico Cañada del Café, todavía en fase de investigación pero que de acuerdo con el arqueólogo Francisco Mendiolea, se trata de un sitio ceremonial asociado con el peyote, pues no hay evidencia de un uso habitacional.
“Queremos que vengan los especialistas a documentarlo porque ni siquiera está resguardado”, expresó.

La ciudad es sede del templo de Santa Ana de Chinarras, fundada como misión jesuita en 1717 y es quizá el más representativo de los trabajos de restauración de la asociación civil Misiones Coloniales, ya que tras su rehabilitación iniciada en 1992, hoy en día no sólo sirve para oficiar misas, sino como recinto cultural.

San Jerónimo es el santo patrono de la ciudad y el templo erigido en su honor, antes fue capilla de misión franciscana, con su característica austeridad.

Una donación de Esther Grijalva, quien había ganado la lotería, permitió que se adornara con una segunda torre. Luego fue colocado un reloj que estaba abandonado en una caja, en la Presidencia Municipal.

Aldama dispone del Serengueti, el único zoológico de su tipo en el estado que exhibe grandes felinos, como los fabulosos ligres (cruza entre león y tigres) y majestuosas panteras, hasta hipopótamos, aves, serpientes y un camello, en un ambiente natural que ha permitido reproducir especies en peligro de extinción. El complejo incluye un centro recreativo y acuático.

La visión empresarial de las nuevas generaciones aldamenses ha producido opciones culinarias y vanguardistas como el restaurante El Faisán, basado en un concepto interactivo y ecológico.

Hay cuatro áreas diferentes para comedor, una es la isla en medio de las fosas con cinco toneladas de bagres y tilapias, otra cerrada con una panorámica rodeada de cascadas, un espacio cerrado junto a la cocina y otra en jardines.

Esta última área se diseñó para las familias y por ello los fines de semana los niños y niñas pueden jugar con conejos en jaulas abiertas, pescar en los canales y pasear en un pony.

“Pueden montarlo siempre y cuando sus padres o madres los acompañen, porque buscamos que convivan en lugar de quedarse en las sillas”, relató Ludivina Tarín Villalba, propietaria del negocio.

La capacidad del restaurante es para 250 personas con porciones individuales que rondan en el kilo y sus precios son totalmente accesibles, además de que el consumo les da un descuento para el acceso al área de albercas contiguas, informó el gerente Ángel Villanueva Tarín.

Durante la última semana de julio, Aldama celebró su Aniversario 300 de la fundación y para ello desarrolló la Feria de Santiago y Santa Ana, que son los patronos.

En la plaza principal se expusieron productos de la región como el membrillo, chabacano, ciruelo, persimonio, nuez, plantas aromáticas y medicinales.

ooo---000---ooo

Video relacionado

Todo en el mismo lugar Aldama

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida