Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 40
chihuahua@cambio16.gob.mx


Sobreviviente  agradece rescate

4 de septiembre

Sobreviviente agradece rescate

Joselyn Guzmán

1744visitas

LLAMAR AL 911 mientras era arrastrada por la corriente le salva la vida a mujer

“Sólo quería que me ayudaran a salir de ahí, tenía mucho frío, pensaba que en la línea del teléfono 9-1-1 me daban largas para morirme más tranquila y mientras los minutos pasaban, decía: ¿qué hago?¿Cuando parará esto? ¿Por qué a mí? Ya cuando sentí que golpearon con una mano el techo de la camioneta, respiré…”

Así describe Dany, de 21 años, la desesperante experiencia que vivió de luego de que su vehículo fuera arrastrado por la corriente del agua por más de hora y media el pasado 2 de agosto.

Era la noche del 2 de agosto del 2017, cuando Dany, de 21 años sufrió durante más de hora y media la más desesperante experiencia de su vida al ser arrastrada varios kilómetros por la corriente de un arroyo que desembocó en la presa El Rejón.

Eran aproximadamente las 8 de la noche, cerca de la avenida La Cantera, cuando se esperaba a sus amigos, quienes buscaban recuperar una camioneta que se había atorado entre las piedras. Sin embargo, ella se adelantó a subirse a otra pick up cuando escuchó algo estruendoso y percibió agua aproximándose a su dirección en caudales a toda velocidad.

Sólo pensó en llamar al 9-1-1, además su celular no tenía saldo, no podía llamar a alguien más, estaba sola mientras el agua la arrastraba metros entre la corriente.

El contacto con las operadoras del Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo de FGE fue permanente.

Envuelta por el miedo, Dany escuchaba cómo las piedras iban golpeando el vehículo mientras era arrastrado en la oscuridad por varios kilómetros; “hasta que vi lleno de luces alrededor, supe que estaba en El Rejón”, afirmó.

“Cuando el agua llegó a las ventilas no cesó. Veía los animales pasar, el olor era fétido y el agua muy sucia, pero procuraba calmarme porque sabía que así sería más fácil mi rescate”.

La camioneta empezaba a ladearse, el líquido llegó a su cintura, su pecho, su cuello, y después su barbilla, punto en el que buscaba flotar y tener oxígeno suficiente en los escasos centímetros que le quedaban libres.

Por su parte, las operadoras del 9-1-1 coordinaron esfuerzos con el cuerpo de bomberos y el Centro Regulador de Urgencias Médicas, mismos que argumentan fue un rescate difícil por la complejidad para ingresar a la presa.

Al cuestionarle porque no había intentado salir de la camioneta, la joven aseguró que de hacerlo, alguna piedra le golpearía la cabeza, la corriente la arrastraría, se iba a enredar, por lo que se sentía más segura dentro del automotor y únicamente quedaba rezar, tener paciencia y confiar en su rescate.

La adolescente conoció personalmente a las personas que intervinieron en su rescate, a quienes reconoció su labor, paciencia, sensibilidad, desde las operadoras telefónicas que mantuvieron el contacto con ella hasta los cuerpos de salud y seguridad.

“Tenía miedo de que pensaran que era una broma, quedarme ahí sin que nadie me buscara, pero esta experiencia cambió mi perspectiva del servicio del 9-1-1”, concluyó.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida