Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 40
chihuahua@cambio16.gob.mx


11 de septiembre

A 27 años de la tromba

Benjamín Martínez

114visitas

‘Para mí ya era un héroe antes del Sábado Negro’

El “Sábado Negro” en Chihuahua sigue doliendo a quienes recuerdan a los “héroes” que dieron su vida por salvar a otros en los caudalosos ríos en que se convirtieron las calles de la ciudad.

Así fue la historia para una jovencita de 18 años de edad en aquel turbulento 22 de septiembre de 1990, en que no daba crédito de la magnitud de devastación que dejó la corriente en calles, casas, automóviles, pero sobre todo por la pérdida de vidas humanas. Entre ellas, la de su padre.

Con la nostalgia en su rostro, Isadora Córdova recordó que su padre Remigio Córdova, un reportero gráfico, murió al ser arrastrado por el agua, al intentar salvar a una mujer y sus dos hijas que vivían frente a su casa.
“Un día antes me encontraba en la casa de mi abuela y empezó a llover normal como “chipi chipi”, yo estudiaba porque al día siguiente teníamos que presentar un examen en el Conalep”, relata la mujer.

“No sabíamos a las 7 de la mañana lo que había ocurrido, sobre todo al norte de la ciudad. Tomamos el camión urbano y al transitar por el Ortiz Mena empezamos a ver los estragos que había causado el agua, nada comparado a lo que ocurrió más adelante”.

Al llegar por la Villita, al chofer se le hacía cada vez más difícil seguir su ruta “por lo que decidimos bajar y continuar a pie al Conalep, ya que no queríamos llegar tarde al examen”, explicó.

‘Todo era destrucción’

“Entre más caminábamos al norte, menos entendíamos qué había ocurrido, veíamos cómo salían ramas de árboles por las ventanas de las casas… todo era similar como vemos en las películas de guerra, todo era destrucción”.

Isadora indicó que trató de llegar a la casa de una tía cerca del Conalep, donde recibió la llamada telefónica de su mamá quien le platicó que con la lluvia se había caído un tejaban y había matado a la gallina y sus pollitos.

“Esa fue la mentira con la que mi mamá hizo que regresara a casa donde me dieron la fatal noticia de que mi padre había fallecido”, agregó.

“Los vecinos de la calle Columbus, en la Villa, platicaron que frente a la casa de mi papá vivía una señora mayor y dos niñas, y cuando empezó a subir el nivel del agua como a 40 centímetros, las niñas empezaron a pedir auxilio por lo que mi papá sin pensarlo cruzó la calle”, explicó.

El fotógrafo logró rescatar a una de las menores, regresó por la otra, y cuando intentó ir por la señora de la tercera edad, en la corriente del río en que se había convertido la calle Columbus, “un tanque de gas lo golpeo perdiéndose en el agua”.
Su cuerpo fue localizado esa misma madrugada en la Huerta Legarreta, a varias cuadras del que fuera su domicilio.

Datos oficiales señalan que fueron 375 casas destruidas, 98 muertos y miles de damnificados.

Isadora comentó que su papá también escribía poesía y realizó varias obras de teatro en la Facultad de Filosofía y Letras, como la de su autoría “Hombres de barro”, recordó que una de las poesías que dejó inconclusa la había llamado “El capitán del castillo submarino”.

Veintisiete años después, Isadora deja escapar su orgullo y agradeció lo que su padre le brindó pues su madre los abandonó después de cumplir un año de vida. “Para mí ya era un héroe desde antes del 22 de septiembre de 1990, así lo recuerdo, así lo recordare”, concluyó.

Quién era Remigio Córdova

w Inició como reportero gráfico en El Fronterizo, después en Chihuahua laboró en El Heraldo (donde recibió varios premios), en Novedades y El Diario.

Isadora relata que después de la tragedia en la que perdió a su padre vivió con su abuela en la colonia Campesina.

375 casas fueron destruidas

Hubo 98 muertos y miles de damnificados

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida