Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 53
[email protected]


2 de octubre

Mucho ruido... y muchas nueces

Alexandro González

197visitas

Cada nuez que se consume en México lleva un alto índice de probabilidades de tener raíces chihuahuenses forjadas en el desierto

Ciudad Juárez.- La nuez congelada se ha terminado en Ciudad Juárez. El otoño llegó y luego de una larga espera los almacenes quedaron vacíos, pero no por mucho tiempo pues los productos de la nueva cosecha están por llegar a la Puerta Grande de México para salir de ella a todo el mundo.

Obtener nueces enteras después de pelarlas puede ser una tarea sencilla si se hace con cuidado y tiempo; aquí, en una planta en donde retumban el ruido de la maquinaria y la música, las pecaneras se pelan a contrarreloj y en cantidades industriales.

La temporada baja en la procesadora La Nogalera concluyó, sus empleados son conscientes de ello y saben que es cuestión de tiempo para que el primer cargamento llegué al lugar en el que laboran y así dar inicio a cuatro meses de intensa actividad que, año con año coloca a Chihuahua en la cúspide internacional.

Por sus condiciones climatológicas, el estado grande ostenta desde hace años el primer lugar nacional en la producción de nuez pecanera; de acuerdo con el Centro de Información Económica y Social (CIES), Chihuahua produce el 65 por ciento de la cosecha nacional.

Podría pensarse que por su desierto, Ciudad Juárez es una región poco significativa para la producción nuecera, pero es aquí donde se le da un valor agregado y donde se procesa para que las grandes empresas globales logren la comercialización.

La Nogalera es uno más de los casos de éxito que se han forjado en lo agreste del terreno y es que en 1985 inició un proyecto que a la postre se convertiría en una aventura que llevó a Juárez a ser un punto estratégico para la nuez pecanera.

Corría el año 2000 cuando esta procesadora se puso en marcha en el sur del estado y tenía una capacidad de procesar 800 toneladas de pecanas; sin embargo, tres años después llegó a esta frontera para quedarse y ser una más de las empresas juarenses por adopción.

Con el paso de los años su capacidad de procesamiento aumentó, al igual que su reconocimiento en el mercado mundial, hasta exportar a países como Canadá, Holanda, Francia, Corea del Sur, España y Estados Unidos, y poder procesar en sus plantas de Juárez y Guadalajara hasta 67 mil 500 toneladas.

“Hay un consumo muy alto de nuez descascarada, que implica un proceso desde que se recoge en el campo hasta que llega a la boca del consumidor, que de eso nos encargamos los procesadores; nosotros somos un eslabón en la cadena”, relata el ingeniero Carlos Cuéllar.

En La Nogalera el procesamiento inicia luego de recibir la materia prima –oriunda del estado de Chihuahua en un 70 por ciento–, que después se seleccionará para someterla a un proceso sanitario.

Una vez lavadas en contenedores industriales con agua caliente, las nueces pasan a las quebradoras en donde con fuerza mecánica y con aire a alta presión se les remueve la cáscara.

Posteriormente el ojo humano interviene en las mesas de inspección y corroborar que no hay anomalías en el contenido que será empacado o pasará a la freidora para tostarlas con mantequilla y sal.

Pocas veces se conoce la procedencia de los alimentos que se consumen en la mesa y las manos por las que pasan; sin embargo, hay un alto índice de probabilidad de que cada nuez consumida en México tenga raíces chihuahuenses forjadas en el desierto. “Dios da nueces, pero no las parte”, (Franz Kafka).

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida