Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 49
chihuahua@cambio16.gob.mx


16 de octubre

Escenifican la llegada de Juárez

Alfonso Ramírez

147visitas

Hace 153 años el Benemérito de las Américas dejó en Rosales una tradición histórica y una polka que todo un pueblo baila

Rosales, Chih.– En remembranza a lo sucedido el 10 de octubre de 1864, el pueblo de Rosales asistió a la representación del arribo del presidente Benito Juárez, como parte de las actividades impulsadas por el Gobierno del Estado para preservar las tradiciones culturales e históricas de Chihuahua.

Desde las primeras calles las familias se asomaron para ver el paso del contingente que partió del acueducto, a la entrada del pueblo, en un carruaje semejante al que usaron Juárez y su gabinete hace 153 años.

El carruaje iba precedido por una banda de guerra y una escolta de bandera integrada por alumnos de la Escuela 2052 y al fondo una tambora que interpretó la tradicional “Segunda de Rosales” y otras piezas musicales.

Ya frente a la Casa de la Cultura Benito Juárez, sitio donde el Benemérito de la Américas durmió hace 153 años, se desarrolló un acto protocolario con actores profesionales.

Caída la noche, alumnos del Cebta y Cecytech danzaron “La Segunda de Rosales” bajo los acordes de acordeón y saxofón.

En forma sorpresiva, las jovencitas del ballet sacaron a bailar a los miembros del gabinete y al propio presidente Juárez, mientras que los muchachos hicieron lo propio con la alcaldesa y otras damas presentes, llenando de emoción la noche.

No obstante el aire fresco del otoño, la población escuchó con atención el discurso del presidente Juárez, quien dijo sentirse honrado y cobijado por estar en esta hermosa tierra chihuahuense, en donde el 16 de marzo de 1848, menos de 20 años antes, este valeroso pueblo enfrentó y resistió el último bastión de las fuerzas invasoras de Estados Unidos.

El historiador Edelmiro Ponce de León Estrada, coordinador de la Ruta Juárez, explicó que este evento es una remembranza sobre el peregrinar de Benito Juárez en su travesía por el país, en los momentos difíciles que vivía el país ante la invasión del ejército francés.

Recordó que el 10 de diciembre de 1876, al abandonar Chihuahua, Juárez expresó: “El día que mis deberes para con la Patria se hayan cumplido, a honra tendría venir a ocupar el sitial más humilde del cabildo de Chihuahua. En Chihuahua no hay traidores”.

...y la Segunda de Rosales se quedó

La Casa de la Cultura Benito Juárez es un museo en el cual se exhibe una cama con estructura de latón y muebles propios de la época en que el patriota durmió en esa mansión.

En la habitación contigua, una pareja compuesta por maniquíes ataviada con traje de gala asemeja a don Benito y a la dama que con él bailó “Las Escobitas” o “La Escobita”, que en términos populares se conoce como “La Segunda de Rosales” por el incidente que a continuación se relata:

Una vez que Juárez estuvo en Rosales, se ofreció una comida en su honor y después las damas de improvisaron un sarao, en el cual se tocó la pieza mencionada.

Días después, ya en la hoy ciudad de Chihuahua, el presidente Juárez pidió que tocaran esa melodía. Pero al no recordar el nombre, se dice que alguien dijo: la segunda que bailamos en Rosales. Y de ahí surgió ese nombre: “La Segunda de Rosales”.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida