Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 49
chihuahua@cambio16.gob.mx


13 de noviembre

Después de 15 años en EU fue deportado

Manuel Pineda

128visitas

Deportado tiene que enviar dinero a su familia

Después de haber vivido por un período de 15 años en Estados Unidos, Eusebio Dávila Ibarra, de 51 años, regresa a Chihuahua con la única intención de seguir trabajando en este lado de la frontera, ya que al ser el principal proveedor de su familia radicada en el estado de Texas, se ve en la necesidad de enviar dinero desde Chihuahua luego de haber sido deportado hace un año.

Al igual que Eusebio, muchos connacionales deportados o repatriados se afrontan a esta realidad insólita realidad en la que tienen que proporcionar el sustento a sus familias en el vecino país del norte, lo que representa un verdadero reto para estas personas, principalmente por el tipo de cambio.

En este caso, él tuvo la oportunidad de que enterarse de la convocatoria del Gobierno del Estado para impulsar proyectos productivos de migrantes repatriados o deportados a través la Secretaría de Desarrollo Social.

Junto con él son un total de 80 personas beneficiadas con el apoyo económico total de 2.5 millones de pesos para sus proyectos.

De esta cantidad, dos millones se destinan para el apoyo de los proyectos, mientras que 500 mil pesos serán destinados a programas de capacitación para el acompañamiento y desarrollo de los planes.

Eusebio Dávila Ibarra, compartió a este informativo su historia, sobre cómo llegó a la Unión Americana y el motivo de su deportación.

Él es originario de Mazapil, Zacatecas, llegó junto a su familia cuando era adolescente a Chihuahua, pero con el propósito de buscar una mejor calidad de vida para su familia y ante la falta de oportunidades en aquel entonces, es que toma la decisión de migrar a Estados Unidos.

Eusebio relata que en 2002 fue cuando cruzó por la frontera que divide a las ciudades de Piedras Negras, Coahuila e Eagle Pass, Texas.

Se dedicó a buscar trabajo y a los pocos meses logró que se le unieran su esposa y su pequeña hija de dos años. Una vez allá, el matrimonio procreó dos hijos más.

Junto con varios conocidos trabajó en la construcción dentro de la zona de Forth Worth, donde se instaló con su familia, para después emprender su propio camino y cartera de clientes en el oficio que mejor dominaba: la carpintería.

Su especialidad era la reparación de techos de viviendas dañadas por desastres naturales como tornados, nevadas y huracanes, por lo que su nicho de trabajo se extendió para dar servicio a varias compañías de diversos puntos de la Unión Americana como Florida, Chicago, Oklahoma y otros condados de Texas.

Su problema con las autoridades estadounidenses fue que no contaba con licencia de conducir. “Los agentes de la policía cuando me detuvieron me trataron bien y me la pasaron la primera vez, pero me dijeron: lo que necesitas es no volver a manejar porque no tienes documentos legales que te puedan ayudar aquí”, relata.

Pero como la necesidad de su trabajo ameritaba que se trasladara a realizar reparaciones, fue detenido de nueva cuenta y los policías llamaron a las autoridades de migración, quienes hace un año lo deportaron a pesar de los recursos legales que interpuso para evitarlo. Su familia permaneció en los Estados Unidos.

A su regreso, Eusebio platica que lo primero que hizo fue buscar trabajo para poder tener un ingreso económico para cambiarlo a dólares y enviárselo a su familia a Forth Worth. “Afortunadamente llegué a casa mis padres y mis hermanos me han apoyado, porque hay gente que llega y no tiene nada”.

Debido a que él es la fuente de ingresos para la familia, ya que sus tres hijos continúan estudiando, enviar dinero a su familia es su prioridad.

“Me puse a investigar en Internet y fue así que me di cuenta de que había una ayuda para migrantes, por eso me acerqué a la Secretaría de Desarrollo Social, y todo muy bien, porque me van a apoyar para echar a andar mi taller de carpintería aquí en la Colonia Revolución, para comprar más herramientas de trabajo”, comenta.

Añade que el apoyo económico para emprender su negocio propio es un respiro para seguir desempeñándose en el oficio que mejor domina, y así tener la oportunidad de seguir generando recursos económicos para su familia.

“No me queda más que agradecerle a Gobierno del Estado, sinceramente este apoyo es de mucha ayuda porque cuando regresé no tenía idea de cómo hacerle sin recursos y ahora que recibo este cheque la verdad pienso aprovecharlo al máximo”, puntualizó.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida