Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 52
[email protected]


27 de noviembre

LOS TESOROS ocultos de Villa

Samuel García

49visitas

GRANDES CANTIDADES de monedas de oro estarían enterradas en la región, pero buscadores de México y EU han buscado sin éxito alguno

COYAME DEL SOTOL.- Para hacerse de recursos para continuar sus batallas y repartir entre la gente pobre, el general Francisco Villa despojó de dinero a varios de los grandes hacendados y para no cargar sus caballos con pesadas monedas, debió esconderlas en sitios recónditos.

Según don Eliseo GabaldónGabaldón, de 94 años, y residente del poblado de Cuchillo Parado, la región por la que varias veces pasó el jefe de la División del Norte, no es ajena a este tipo de historias.

Su época de niño la pasó entre pláticas de enfrentamientos y de alertas entre la población por la llegada de ejércitos de revolucionarios o federales, “yo la verdad no ponía atención, pues mi padre nunca fue llamado a filas y mi abuelo ÚrsuloZubiate tampoco fue molestado, quizá por la íntima amistad que tenía con Villa”, narra sentado en una incómoda silla en su casa.

Pero conforme pasaron los años, fue testigo del auge que tuvo entre la población las pláticas de tesoros escondidos llevaban a “las sierras” que circundan el poblado, en particular, la que lleva a la ciudad de Ojinaga, en la denominada “cuesta del Pegüis”.

Gabaldón, recuerda que cuando arreaba vacas acostumbraba sentarse en una piedra, cerca de un punto conocido como “El fortín”.

“Una vez llegaron unas personas en una troca y movieron esa piedra, resulta que ahí había un agujero grande del que sacaron un bote que era precisamente uno de esos entierros”, dijo: “imagínese, yo hasta me acostaba a dormir en esa piedra, nunca imaginé que habría ahí algo enterrado”, lamenta.

Pero a pesar del paso de los años, este tipo de presunciones sobre la existencia de tesoros villistas, no han perdido vigencia entre la población, pues hablan de otro entierro, de bolsas de cuero en cuyo interior hay cientos de monedas de oro en la citada “cuesta del Pegüis”.

Según Gabaldón, en esa zona las fuerzas revolucionarias sostuvieron una batalla con los federales y para evitar que se quedaran con el tesoro ante una probable derrota, decidieron esconderlo en una mina.

Desde entonces, “buscatesoros” de todo el país y de Estados Unidos, han pasado en búsqueda de dicho tesoro, pero de la mina no han encontrado rastro.

“Un tío que ya murió, decía que él ahí estuvo montones de veces, pero nunca nos llevó; la gente va a buscarla y no la halla, pero él asegura que está ahí, cerca de una vieja y grande palma”.

En “la otra sierra”, cerca del “cañón del Pegüis”, otros tantos se han aventurado a buscar otro de los entierros, unos se quedan en el camino por lo peligroso del trayecto y unos más, aunque han llegado al páramo que está en la cima de las montañas, yo subía hasta allá a buscar unas chivas que se me escapaban, pero nunca se me ocurrió buscar tesoros”.

Eliseo, que conoce la región como la palma de su mano, quizá ha pisado o estado cerca de encontrar alguno de estos entierros, “he pasado miles de veces y a todas horas, nunca he visto nada”, explicó.

Pero el hecho de no haber tenido la suerte de tener un hallazgo de esta magnitud no le quita el sueño, pues considera que “al que Dios le quiere dar, por la borrega le ha de entrar”.

Pancho Villa estaba convertido en un héroe por sus dotes de “Robin Hood”, al saquear los palacios de los ricos y repartir el botín entre los pobres, aunque él se quedaba con gran parte de estos y solía resguardar en sitios que solo él conocía.

“Es muy difícil de encontrar esos tesoros, quien sabe si alguien los encuentre algún día”, finalizó.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida