Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 52
[email protected]


Belisario una ruta llena de historia y aventura

28 de noviembre

Belisario una ruta llena de historia y aventura

Alfonso Ramírez

70visitas

Misiones, cuevas, cañones y puentes ofrecen a sus visitantes tesoros invaluables que deben conocer generaciones futuras

Visitar Belisario Domínguez es adentrarse en una parte simbólica de la historia de Chihuahua, con sus misiones de Santa Rosalía y de Santa María de Cuevas donde se guardan tesoros invaluables, pero no sólo eso, una región donde la aventura aguarda a través de cuevas, cañones y puentes, algo digno de vivirse.

Parte del Camino Real de Tierra Adentro y en una ruta llena de historia, los templos de misión de Santa Rosalía de Cuevas y Santa María de Cuevas, hablan de la historia de esos lugares, el primero prácticamente destruido, y el otro muy bien conservado, simbolizan un valor propio y un legado que se debe conocer y transmitir a generaciones futuras.

Santa María de Cuevas

La misión fue establecida por el padre Juan Sarmiento en 1678, y el templo fue concluido por el padre Luis Mancuso en 1728. Desde entonces, se ofician los servicios religiosos y aún conserva una pesada puerta de madera que requiere una restauración especializada para evitar que la humedad la destruya.

“Cuando se fundó, era San Antonio de las Cuevas, pero llegaron los jesuitas y le cambiaron el nombre por el actual”, asegura María del Carmen Miranda, presidenta seccional. En el interior del recinto, el plafón es único en el Norte de México; el tiempo le ha pasado factura con desprendimiento de una parte, pero su restauración requiere una suma estimada de 6 millones de pesos.

El techo es impermeabilizado constantemente para evitar que se dañen las figuras del arco triunfal, propias de un templo mariano, con flores, luna, estrella, rosario y letanías de la virgen. Sobre las paredes solían exhibirse pinturas, pero con mejor intención que conocimiento, alguien pintó sobre ellas. Personal de Misiones Coloniales A.C. raspó en algunas partes para conocer el auténtico decorado.

Los óleos que están sobre la pared datan del año 1700, uno de ellos con una imagen de Ignacio de Loyola, otro de San Francisco Javier bautizando; se han restaurado en la Ciudad de México, California, Nueva York y se han exhibido en los museos más importantes de Estados Unidos.

Santa Rosalía de Cuevas

Situada en la provincia de la Tarahumara Nueva, fue visita de la misión de Santa María de Cuevas hasta 1753; una misión que surgió de los afanes de colonización, que partiendo de Huejotitán y Balleza, se dirigía a Cusihuiriachi del Papigochi, al encuentro de las regiones agrícolas y ganaderas por excelencia.

Colonizadores españoles establecieron estancias aquí, lo que obligó a indígenas de la zona a emigrar y desertar. No se sabe la fecha exacta de la fundación, surgió como asentamiento entre 1696 y 1720. Es probable que la construcción de la iglesia haya sido iniciativa del padre Luis Mancuso en el período en que fue misionero responsable de la vecina población de Santa María de Cuevas.

Para 1725, la iglesia estaba terminada, con una bellísima escultura de Santa María, su techo. Como otros templos de misión, éste está a punto de perderse, sólo se conserva la pared frontal con su fachada de cantera labrada..
Cañón del Cajón.

El Cañón del Cajón es una formación rocosa natural con altura estimada de 30 metros, en cuyo cauce corren las aguas del río San Pedro hasta la presa Las Vírgenes, baja de la Sierra de Tepórachi, en el municipio de San Francisco de Borja, y en este tramo se conoce como rio Pilares.

Desde el Puente del Cañón del Cajón, se observa un caudal bajo del río, pero sigue corriendo constantemente y se nota su paso por el desgaste que hay en las rocas que el caudal llega a cubrir cuando los años son lluviosos.

Igualmente, se aprecia todo un paisaje impresionante con pinos, encinos, mezquites, ocotillos, choyas o palmilla del desierto, nopales y otras plantas.

La fauna está compuesta por coyotes, pumas, venados, conejos, liebres, serpientes, halcones, aguilillas, entre otros especímenes.

Puente colgante en la Presa El Arbolito

Atravesar un puente colgante a lo largo del Cañón del Cajón, con longitud estimada de 30 metros, es todo un reto porque las tablas del piso y la estructura bambolean por el viento, mientras que abajo el sol produce un efecto espejo en las aguas del río San Pedro. Una verdadera prueba contra el vértigo.

Los caminos de terracería son una pista para el ciclismo de montaña, con un recorrido de 8 kilómetros de dificultad intermedia.

Cueva del Comanche

La impresionante Cueva del Comanche, además de resguardar pinturas de figuras humanas, caballos o venados, también se ven estalagmitas formadas a lo largo de siglos por la caída del agua, el polvo y el viento, oquedades que son usadas por aguilillas o búhos para anidar y criar sus polluelos; es el refugio de ‘jeeperos’ o cuatrimotos, especialmente el Sábado de Gloria.

La Cueva del Comanche, con una enorme roca de 5 metros de altura al centro, ofrece un escenario propicio para realizar días de campo y acampar una noche; hasta eventos artísticos de conjuntos locales se han realizado aquí bajo el brillo de estrellas.

A cuenta del Estado:

Con 11 mdp se construye el tramo carretero de Ciénega de Loya a San Cayetano.

Los 3.5 kilómetros conectarán a Satevó para el transporte de personas y de productos agrícolas.

Reconstrucción de vado en Labor de San Isidro e instalación de pozo y líneas conductoras de aguas para 15 familias de El Rosario.

Se proyecta la construcción de tirolesa, cabañas e infraestructura para manantiales de aguas termales.

¿Sabía que…

La población está dispersa en 24 comunidades, como Vicente Guerrero o Copetes y Agua Caliente?

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida