11 de diciembre de 2017

Cumple Ciudad Juárez 358 años

Claudia Sánchez

Una frontera llena de historia, diversidad, migración y fortaleza

La sociedad juarense ha sido símbolo de diversidad, migración y trabajo, no sólo en los tiempos actuales, sino a través de su historia.

El viernes 8 de diciembre fue el 358 aniversario de la fundación de la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe del Paso del Río del Norte, lo que hoy conocemos como Ciudad Juárez.

El historiador Darío Sánchez Reyes, autor del libro “Ciudad Juárez: El Legendario Paso del Norte”, refirió que fue Fray García de San Francisco quien fundó aquí la Misión de Guadalupe de Mansos del Paso del Río del Norte, en el año 1659.

Personajes como Albar Núñez Cabeza de Vaca y Juan de Oñate cruzaron antes, pero en diferentes tiempos, por esta región y describieron en crónicas la vida sencilla de sus pobladores.

Aunque Juárez nació ajena al concepto de ser frontera, el río Bravo fue determinante para su nacimiento, pues los Indios Mansos, aunque eran nómadas, habitaban dispersos alrededor del río.

“El río era muy fértil, la vera era muy fértil, el desierto sigue igual, aquí era muy verde porque el río no estaba contenido. No existía la presa ‘del elefante’, por lo tanto, cuando el río se salía de cauce dejaba toda la ribera verde”, detalló Darío Sánchez.

A los indios mansos fueron muchos los viajeros que los describieron, pero de esa etnia no quedó más que algunas crónicas, en pocos años su condición nómada propició su mezcla con otras tribus, lo que finalmente los extinguió.

El Paso del Norte también resguardó a los indios Tiguas, quienes en 1680, luego de una revuelta en Nuevo México, se refugiaron aquí, pero al surgimiento en Estados Unidos de las leyes protectoras a nativos, regresaron al norte.

El Siglo XIX fue un año difícil para la región, narró Darío Sánchez: “cuando la corona española dejó de gastar en las misiones, ya nadie gastó nada y el país estaba en crisis; los apaches, siendo una tribu guerrera y sin sustento, se revelan y buscan dominar todo el territorio de Chihuahua”.

Las guerras apaches terminaron antes del porfiriato, las últimas batallas exterminaron a muchos, y los que sobrevivieron volvieron a Estados Unidos a refugiarse en las leyes protectoras de etnias.

Juárez ha sido una sociedad combativa, resiliente en muchos frentes. Para el historiador Sánchez, estas batallas contra los apaches son un antecedente de lo que los juarenses son capaces de hacer en defensa de su legado, una comunidad con una base defensiva, que hoy ante los embates de la adversidad histórica busca imponerse, porque desde sus inicios ya lo hizo.

Sin embargo, la historia también habla de una sociedad acogedora que adopta y da vida a los que llegan.

Los primeros pobladores dieron constancia de que Paso del Norte, a pesar del desierto que la rodeaba, se impuso a través del trabajo de sus pobladores, al igual que hoy los juarenses lo hacen.

Juárez se ha definido a lo largo de estos 358 años de existencia por su lucha y trabajo, primero en la agricultura y luego en el comercio, la vida nocturna y hoy en la industria.

Para Sánchez Reyes, entre mejor conozcamos nuestra historia como juarenses, mayores son las posibilidades de albergar sentimientos de arraigo y cariño a nuestra ciudad, de buscar cómo mejorarla.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida