14 de marzo

Son rarámuri los campeones de la barranca en Urique

Javier Arroyo

Ostentan corredores de la Sierra los dos primeros lugares de la edición 2018

Los corredores rarámuri confirmaron su hegemonía en las competencias de grandes distancias y se quedaron con los primeros lugares en el Ultramaratón Caballo Blanco 2018, donde corrieron los 80 kilómetros junto a competidores de 11 países y diversas entidades del país que acudieron hasta la barranca de Urique.

En la edición 16 de la mítica carrera que impulsó el fallecido maratonista estadounidense Micah True, conocido como “Caballo Blanco”, se rompió el récord de participación, con mil 048 corredores, aunque 128 de ellos participaron únicamente en la competencia de los 42 kilómetros, distancia correspondiente al maratón, que por primera vez se incluyó en la competencia.

Originario de Porochi, municipio de Urique, Miguel Lara Viniegra rompió el récord del ultramaratón y se coronó como nuevo campeón, al completar el recorrido y detener el cronómetro en 6 horas con 18 minutos y 22 segundos, 8 minutos menos que el mejor tiempo que tenía el ganador de las dos últimas ediciones, el poblano Ranulfo Sánchez.

Lara Viniegra, de 27 años de edad y orgullo rarámuri de Urique, viene de ganar también el último ultramaratón de 100 kilómetros que se corrió en Guachochi, y es la tercera ocasión que triunfa en Caballo Blanco.

Además del éxito deportivo que marcó el inicio del Festival Internacional Turismo Aventura (FITA) 2018, impulsado por el Gobierno del Estado, Caballo Blanco repercutió este año en una amplia promoción turística para Chihuahua y en una derrama económica para la zona de Urique, por parte de los competidores y cerca de 3 mil 500 visitantes, estales, nacionales y extranjeros.

Japón, Estados Unidos, Costa Rica, República Checa, Gran Bretaña, España, Francia, Eslovaquia, Polonia, Argentina y Canadá tuvieron representación en la justa deportiva que se consolidó internacionalmente a partir de la publicación, en 2009, del libro de Christopher McDougall, “Born to Run” (Nacidos para Correr), donde se narra la épica carrera de 74 kilómetros del año anterior.

Aquel 2008, otra leyenda entre los ultramaratonistas rarámuri, Arnulfo Químare, derrotó en la competencia al mejor de los estadounidenses, Scott Jurek, quien donó su premio como segundo lugar y desde entonces los extranjeros empezaron a participar para compartir, más que para competir con los hombres y mujeres de la Alta y la Baja Tarahumara.

Este 2018, con un tiempo de 6 horas con 35 minutos y 33 segundos, el segundo lugar en la competencia que se corre entre lo más alto y lo más profundo de la barranca, fue para Onorio Tomás Juárez, rarámuri de 26 años de edad y originario de Huacarachi, Guachochi.

Onorio también llegó segundo el año anterior, reivindicando a los corredores de pies ligeros cuando el poblano Sánchez logró la victoria con tiempo de 6 horas, 38 minutos y 06 segundos.

Detrás de los ultramaratonistas locales, quedaron Gabriel Torres Jordán, de la Ciudad de México, y Antonino Vallejón Ortiz, del poblado Ojo de Agua, estado de Guerrero. Para el cuarto lugar el tiempo fue de 6 horas, 58 minutos y 58 segundos, mientras que para el quinto, el cronómetro se detuvo en las 6 horas, 59 minutos y 10 segundos.

Los cinco primeros lugares del Ultramaratón obtuvieron un premio económico. De 35 mil, 25 mil, 20 mil, 7 mil 500 y 5 mil pesos, respectivamente, de la primera a la quinta posición, igual para las ramas varonil y femenil.

Por las mujeres, la ganadora de los 80 kilómetros fue Carmela Martínez Borges, de 40 años y originaria de Naucalpan, Estado de México, con un tiempo de 8 horas, 40 minutos y 01 segundo.

En segundo sitio, con un tiempo de 9 horas, 01 minuto y 16 segundos, llegó Lupita Guerrero, de San Juan del Río, Querétaro. El tercer lugar fue para Beatriz Adriana Méndez, de la Ciudad de México, con 9 horas, 09 minutos y 06 segundos.

A través de los ojos y las cámaras de los enviados de medios especializados extranjeros, sobre las apacibles calles de Urique, a la orilla del río o sobre las cañadas, muchos siguieron los pasos de María Lorena Ramírez, la corredora rarámuri que junto a su familia saltó a la fama por sus triunfos en España y en Puebla.

Pero ahora no pudo, Lorena llegó séptima en su categoría. Aunque con ampollas en sus pies que muy poco protegieron los huaraches de hule, aguantó los 80 kilómetros, igual que lo hicieron sus hermanas María Juana, María María, su hermano Mario y su padre Santiago.

La última de las Ramírez fue María Talina, que llegó a la meta cuando ya se ponía el sol, después de correr por 11 horas, 48 minutos y 33 segundos. Así es en Caballo Blanco. En su edición 16, las y los últimos corredores culminaron su reto después de las 10 de la noche, aunque el récord histórico marca la medianoche.

A esa hora, en el pueblo de origen minero y clima tropical apenas terminaba la fiesta multicultural, un encuentro con la mística rarámuri que desde antes de que Micah True corriera con sus amigos desde Batopilas hasta Urique, genera fascinación en el mundo.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a [email protected]

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a [email protected]”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida