Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 52
[email protected]


Del dolor a la defensa

17 de febrero

Del dolor a la defensa

L. Portillo y J. Sánchez

145visitas

Fátima Moya tenía 19 años aquel 20 de abril del 2012, cuando una tragedia cambió su vida y la de su familia y la convirtió en defensora de víctimas de la violencia.

Aquella fue la noche cuando un comando armado abrió fuego contra las personas que se encontraban en el bar Río Colorado, ubicado en la colonia Las Granjas de la ciudad de Chihuahua. El saldo fue de 16 vidas segadas por la violencia, incluida la del doctor y periodista Javier Moya, padre de Fátima.

“Recuerdo bien ese día, eran las 8:30 de la noche cuando mi papá me llamó a mi celular, ya que mi abuelo se encontraba hospitalizado, sólo me preguntó cómo seguía, platicamos y me dijo que estaría con su amigo (N. de R. Ricardo Salinas, también fallecido en aquel ataque). Después nos dieron la terrible noticia”, señaló.

La tragedia abrumó a toda la familia, pero ella decidió armarse de valor y salir adelante. “Sentí una gran responsabilidad como hija y como ciudadana de sacar lo mejor de mí, un compromiso enorme con mi papá de cuidar y apoyar a mis seres queridos como él lo hacía”, relató.

Después de la masacre, la madre de Fátima se acercó a la Fiscalía General del Estado (FGE) para acceder a los apoyos que ofrece la institución, pues le preocupaba que sus dos hijas no pudieran continuar con sus estudios.

El Fondo de Atención a Niños y Niñas Hijos de las Víctimas de la Lucha Contra el Crimen (Fanvi), nació como una política social, dado al estado de indefensión y situación de vulnerabilidad en que quedan las familias afectadas.

“Yo estaba en tercer semestre de la carrera en la Facultad de Derecho cuando ocurrieron los hechos y en cuarto semestre comencé a recibir la ayuda del Fanvi”, comentó.

Único en el país, el programa brinda una atención integral con constancias de condonación escolar, terapias psicológicas, uniformes escolares y deportivos, calzado, así como ayuda médica y alimenticia.

Fátima concluyó su carrera a los 24 años como abogada en la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), donde terminó su licenciatura con un promedio de 9.

Fue entonces cuando hizo Servicio Social en la FGE como colaboradora en el Fanvi y así fue como puso en práctica todos sus conocimientos al servicio de los demás.

Después, trabajó en la Subprocuraduría de Protección Auxiliar a Niños, Niñas y Adolescentes como abogada hospitalaria jurídica y, en la actualidad, ha vuelto a trabajar en el Fanvi, donde aplica en la convocatoria para ser asesora Jurídica de Víctimas.

Fátima asegura que es fundamental que las personas que ayudan a las víctimas, comprendan la situación, es por ello que actualmente se encuentra en la convocatoria para ser asesora jurídica de víctimas.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida