23 de julio

Retan a los elementos en Ultramaratón de los Cañones

Alexandro González y Enrique Lomas

Alrededor de 600 corredores desafiaron sus propios límites entre el barro, la lluvia y los relámpagos que La Sinforosa tenía preparados para la edición de este año

Ya pasan de las 6 de la tarde en Guachochi y La Plaza de la Esperanza espera a sus ganadoras. Por su calle principal ya desfiló el campeón rarámuri Pedro Parra, aplaudido y reconocido como el mejor de su rama, pero aún faltan ellas.

La incertidumbre o la curiosidad reina en quienes aguardan y esperan que sea Lorena Ramírez la que con su paso firme cruce la meta, pero el destino también juega su parte y en el guión ya estaban incluidas las sorpresas.

El suelo fangoso y el barro rojizo dan cuenta de que la temporada de lluvias ha sido fructífera en la región; no hay día en que el agua “bendita” no rocíe los maizales, las coníferas y demás vegetaciones de la Sierra Tarahumara.

Invariablemente, en algún momento, habrá una precipitación.
El agreste camino ha ocasionado que Pedro Parra (23 años) finalice su primer Ultra Maratón de los Cañones en 10 horas con 2 minutos; su recorrido duró una hora más que el de Miguel Lara en 2017.

Poco a poco, los atletas se enfilan a la meta y con rictus de dolor alzan los brazos por la satisfacción de concluir una prueba de 63 o 100 kilómetros. Raspados, acalambrados o adoloridos, han logrado terminar una de las justas pedestres más duras de México.

Han transcurrido 13 horas desde que el cronómetro comenzó a contar el tiempo de quienes pasaron a su lado y, hasta el momento, ninguna mujer lo consigue derrotar; el sol se ha cansado de esperar, ha decidido abandonar Guachochi.

Los truenos y las nubes, más que grisáceas, son para algunos un aliciente que los ayuda a acabar su ultra maratón, para otros representan una presión extra en una aventura en la que claudicar es casi prohibido por la simple razón de que si 600 retaron a La Sinforosa, 600 salen de ella. Nadie se queda abajo. En mula, caminado, corriendo o entre lágrimas, todos tienen que llegar.

Como cada tarde, la lluvia ha llegado al pueblo, esta vez con granizo y viento, y quienes esperaban a Lorena se retiraron sin poder ver cómo refrendaba su título del año anterior; sin embargo, aunque se hubieran quedado, tampoco lo hubiesen presenciado.

Los intensos truenos preparan la sorpresa de la tarde, a la par de que el agua se estanca justo en la meta hechiza e invisible en la que el inflable y el cronómetro son inservibles por la ausencia de electricidad.

La calle se ha vaciado y a lo lejos, entre el aguacero, una mujer acompañada por dos hombres levanta sus brazos para celebrar su llegada; cruza el punto establecido y es entrevistada por miembros del comité organizador:

- ¿En qué categoría compitió, señorita?- le preguntaron.
- De los 100 kilómetros- respondió.
- Entonces es usted la primera mujer en llegar, usted es el primer lugar- replicaron.

Entre lágrimas, Carmela Martínez (40 años) es la mujer de la tarde, es quien ha conquistado la gloria en el Ultra Maratón de los Cañones y también es la corredora que rompió por un minuto de diferencia las esperanzas del bicampeonato de Lorena Ramírez, ansiado más por el público que por la misma rarámuri.

Son las 6:30 de la tarde y el semblante de Ramírez, quien llegó con su hermana María Juana, no cambia: sólido y con mirada profunda. Ella acaba de terminar lo que comenzó a las 5 de la mañana, sin importar la posición en que finalizó y con la satisfacción de trotar por la sierra que la vio nacer. Lorena Ramírez es un buen augurio para el deporte mexicano, siempre y cuando no se le exija demasiado y sólo la dejen realizar por su cuenta lo que ella disfruta: correr y hacerle honor a la etnia de los pies ligeros.

Guerrera rarámuri vuelve a hacerlo

A sus 23 años conquista la guerrera rarámuri ultramaratones en el mundo y el de Los Cañones, en Guachochi, Chihuahua, no es la excepción al adjudicarse el segundo lugar en un recorrido sumamente difícil por la fuerte tormenta y granizada que azotó en la Barranca La Sinforosa.

Lorena rompió, por enésima ocasión, la barrera de la indiferencia, nos volvió a atrapar con su paso a la vez gracioso y audaz.

La atleta que con esta posición se consolida entre las mejores de la categoría, cruzó la meta con un tiempo de 13 horas y 28 minutos, mientras en la edición del año pasado la joven logró el primer lugar de la competencia, con un tiempo de 12 horas con 44 minutos.

Apenas el pasado mes de junio, Lorena obtuvo el tercer lugar en la categoría Senior (18 a 39 años), en la Cajamar Tenerife Bluetrail de España, justa que tiene un recorrido de 102 kilómetros, a una altitud de 3 mil 500 metros sobre el nivel del mar y con la presencia de los mejores ultramaratonistas del mundo a nivel profesional.

Previo al arranque de la competencia, el Ayuntamiento de Guachochi otorgó un reconocimiento a Lorena y al resto de su familia, por sus constantes participaciones y por mantenerse entre los mejores corredores siendo originarios de la región.

Lorena Ramírez es nuestro orgullo y vuela veloz al podio de la historia. ¡Felicidades, campeona!

Fotografías: Emilio Duarte

ooo---000---ooo

Ayúdanos a [email protected]

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a [email protected]”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida