24 de julio

Casi 8 mil desfilan en Cabalgata Villista

Ricardo Sánchez

“La Capital del Mundo” fue escenario del evento que revive los días de gloria revolucionaria

Caballos colorados, moros, bayos, zainos y prietos se avistaron en el horizonte; la silueta de los jinetes y el relinchar de los cuacos anunciaron la llegada del Centauro del Norte. Ya está en Parral y sus dorados lo acompañan; es la Gran Cabalgata Villista, representación contemporánea de gloriosos días revolucionarios.

Termino la espera, el atenuante viaje que dio origen en el antiguo Paso del Norte, hoy Ciudad Juárez, llegó a su destino. Jinetes cargaron en sus espaldas el cansancio de 15 días de viaje a lomo de caballo, cruzando veredas, llanuras, laderas y caminos reales.

La bandera mexicana ondeó al frente, un ejemplar equino impecable la traslada; encabezando la cabalgata el gobernador del estado, Javier Corral Jurado, el presidente municipal Alfredo Lozoya y autoridades de distintos niveles, ataviados con sombrero y botas.

Son al menos 8 mil jinetes los que acompañan, no sólo del estado sino de varias entidades del norte del país. “La Capital del Mundo”, Hidalgo del Parral, y sus calles son escenario del evento que revive las épocas de gloria revolucionaria, que en su momento fueron fundamentales para construir el país libre y soberano que los mexicanos hoy gozamos.

La proeza fue con un sólo objetivo, reunirse en el emblemático lugar en donde el mismo Villa quiso hasta para morir, su querido Parral, emulando a los legendarios “Dorados de Villa”.

“Fui soldado de Francisco Villa, de aquel hombre de fama mundial, que, aunque estuvo sentado en la silla, no envidiaba la presidencial”, se escucha en la multitud al ritmo de la música, y al son de esos corridos revolucionarios los jinetes desfilan en honor al gran general que quedo inmortalizado en la historia de México por sus hazañas en combate.

Adelitas engalanan la cabalgata y muestran la gallardía de la mujer norteña, fuerte y rejega, pero también delicada y bella, con pulcros trajes típicos y en algunos casos ataviadas de moda vaquera contemporánea, hacen gala de sus habilidades con los cuacos. Niños y niñas se suman a la proeza y montan sus respectivos equinos.

La otrora estación del ferrocarril fue el punto final de reunión, Parral sigue de fiesta y las Jornadas Villistas en su apogeo.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a [email protected]

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a [email protected]”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida