3 de septiembre

Aprueba Congreso proyecto para rehabilitar plantas tratadoras

De la redacción

Se busca modernizar operaciones y acabar con el uso de agua potable para cubrir la demanda de parques y naves industriales

Los diputados del Congreso del Estado de Chihuahua aprobaron el 30 de agosto el proyecto de inversión, a largo plazo, para rehabilitar y dar mantenimiento a las plantas tratadoras Norte y Sur del municipio de Chihuahua, con lo que se garantizará que el agua potable sea de uso exclusivo para el consumo humano.

El presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua (JMAS), Roberto Lara Rocha, agradeció a los legisladores que aprobaron el proyecto y explicó que la Ley de Deuda Pública del Gobierno del Estado de Chihuahua señala, en el último párrafo del artículo 9º, que los proyectos de inversión a largo plazo como el que se plantea no se consideran deuda pública.

Actualmente, ambas plantas se encuentran en malas condiciones por la falta de mantenimiento de los últimos años y trabajan muy por debajo de su capacidad óptima, lo que ocasiona que el agua tratada no abarque en su totalidad la distribución para el riego de parques y jardines o para el uso industrial, lo que obliga a cubrir esta demanda con agua potable.

En el caso de la planta Norte, inaugurada en enero de 1995, el tema es más delicado, ya que se encuentra a punto de colapsar por el mal manejo durante años previos, además registra un cargo anual de 3 millones 100 mil pesos anuales sólo por desperdicio de energía.

Para dar una pronta solución, se rehabilitarán dos de los tres drenes de la planta Norte para generar 500 litros por segundo y tres de los cuatro drenes de la planta Sur (en funcionamiento desde marzo del 2006), la cual brindará mil 875 litros por segundo a la red morada de la ciudad.

Se harán algunos cambios en las funciones de las plantas, como tratar en la planta Norte sólo el caudal necesario y el excedente derivarlo para su tratamiento en la Sur. En el caso del tratamiento de lodos, estos se transferirán a la planta Sur ya que cuenta con la capacidad para tratar los de ambas plantas.

Tan sólo el agua procesada en la planta Norte, que es igual a 48 mil metros cúbicos más de líquido tratado, equivale al consumo de 170 mil habitantes y garantizará que el agua potable se destine únicamente para el uso humano, pues ya no se distribuiría en parques ni para uso industrial.

La inversión para dicha rehabilitación será de 180 millones de pesos, más el costo por el contrato de servicios para operar las plantas y darles mantenimiento por 10 años, que será de 950 millones de pesos en ese lapso de tiempo.

Anteriormente, durante la concesión de ambas plantas, la cual concluyó en 2011 para la planta Norte y 2016 para la Sur, se dio un mantenimiento normal; sin embargo, al término del contrato muchos equipos habían llegado al final de su vida útil y requerían su reemplazo. Después de la concesión, el mantenimiento fue únicamente correctivo y deficiente.

La JMAS gasta alrededor de 70 millones de pesos cada año para el mantenimiento de ambas plantas, por lo que al contratar a empresas privadas se espera que puedan bajar los costos de operación.

Con las mejoras de sustitución y reemplazo de equipos de procesos, instalación y montaje, actualización de tecnología y renovación de instalaciones, se hará más eficiente el proceso, con lo cual se incrementarán los ingresos por venta de agua tratada a 30 millones de pesos (el doble de lo actual), y ese recurso se utilizará exclusivamente para la ampliación de la red morada en el municipio.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida