2 de octubre

Aprenden a manejar la ira para mejorar su entorno familiar

Marcella Ríos

Ichmujeres ofrece grupos de reflexión para hombres a través del Centro de Atención a la Violencia contra las Mujeres

Cuando Alberto llegó al grupo de reflexión para hombres, lo más difícil fue aceptar que él era un generador de violencia, pues los gritos y ambiente hostil en casa, así como los pleitos en la calle, eran parte de su vida cotidiana.

“Las peleas callejeras y con mis vecinos eran cosa de todos los días, estaba acostumbrado a resolver todo con violencia y por imposición porque además mi complexión me lo permitía, siempre he sido un hombre grande y eso me ayudaba para que me tuvieran miedo”, explicó.

Su segundo proceso de divorcio lo hizo recapacitar sobre su situación porque su esposa lo denunció por violencia, lo que para él era algo inaudito porque de acuerdo a él mismo, “jamás le había puesto una mano encima”.

“Yo no entendía que la violencia no sólo es física sino que mi forma de ser, mis gritos, enojos constantes, mis reacciones de ira, las peleas con otros, generaban un ambiente hostil en mi familia, les hacía mucho daño aunque no hubiera golpes”, aseguró.

Desde hace cuatro años, Alberto acude por voluntad propia al grupo de reflexión para hombres que ofrece el Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres) a través del Centro de Atención a la Violencia contra las Mujeres (Cavim).

“Es muy difícil aceptar que eres un generador de violencia y que has estado equivocado toda tu vida, lo que te enseñaron, las formas en que lograba mis objetivos siempre con amenazas y gritos, pensar que yo debía tener el control de todo, ha sido como remar contra corriente y contra mí mismo”, explicó.

Admite que el cambio ha sido lento pero de mucho aprendizaje y beneficio para su vida personal y para quienes están cerca de él. Ahora, ante una nueva relación reconoce los grandes cambios que ha tenido y trata de aplicar lo que aprende de otros como él y de los facilitadores del grupo.

Actualmente, Alberto asegura que su vida ha dado un giro de 180 grados aunque todavía siente que incurre en conductas inadecuadas, con la diferencia de que ahora las identifica y es más sencillo controlarlas.

“Debemos dejar atrás las cosas que aprendimos y que no porque la mayoría las hace quiere decir que nos convienen”, finalizó.

Karla Fernández, psicóloga y facilitadora del grupo, explicó que el objetivo es que los hombres aprendan nuevas formas de comportamiento y patrones de conducta, además los agresores aprenden a canalizar sus emociones a partir del enojo y al principio los cambios son mecánicos pero con la práctica el proceso se vuelve automático.

De enero a la fecha, el Ichmujeres ha atendido a 237 hombres a través de los grupos de reflexión que existen en Chihuahua, Ciudad Juárez y Nuevo Casas Grandes. El 90 por ciento de los usuarios asisten obligados por un proceso legal y el 10 por ciento por voluntad propia.

Grupos de reflexión para hombres
CHIHUAHUA
(614) 410-93-99 y 410-51-11
Calle 35 No.1402, colonia Obrera.

JUÁREZ
(656) 680-06-01
Avenida 16 de Septiembre y Guatemala No.1232, colonia Partido Romero.

NUEVO CASAS GRANDES
(636) 694-35-44
Calle Allende No. 1–A, colonia Centro.

Las sesiones son los martes y jueves de 6:15 de la tarde a 8:00 de la noche, el servicio es gratuito y está a cargo de un grupo de especialistas en psicología.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a [email protected]”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida