29 de octubre

Sepultan a 112 que nadie reclama

Joselyn Guzmán

La FGE realiza un proceso individualizado para cada persona y mantiene un perfil genético en caso de posterior reclamación por parte de familiares

Desde el año 2006, las autoridades judiciales y sanitarias de la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de su Dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, en convenio con el municipio de Ciudad Juárez, lleva a cabo inhumaciones individualizadas de sujetos olvidados.

Esta práctica del Servicio Médico Forense permite despresurizar el almacenamiento de esta área de resguardo y tránsito de los cuerpos que ingresan por alguna causa de muerte violenta, dudosa o sospechosa, como puede ser un homicidio, sumersión, suicidio, hecho de tránsito, accidental, entre otras.

Entre los cadáveres que ingresan también se encuentran los fallecidos en hospital, por causas naturales, que si bien estos decesos deben ser certificados por los hospitales, el Estado no tiene otra manera de canalizarlos cuando son olvidados en los nosocomios de la entidad.

Ante el ingreso constante de cuerpos al servicio médico forense, destaca que la entidad tiene un porcentaje de identificación del 86 por ciento; el 14 por ciento es el remanente.

Las inhumaciones se realizan una vez que el ministerio público determina que no tiene mayor abono a la investigación que el cuerpo permanezca en resguardo para su investigación o estudio, aunado a otras disciplinas en las que se apoya la medicina forense, como puede ser odontología, antropología, lofoscopía, genética, química y criminalística de campo.

Una vez que se agotan todos los parámetros y mecanismos para la identificación humana y los cuerpos no son reclamados, se procede a realizar las inhumaciones individualizadas en los panteones municipales correspondientes.

Estos espacios son especialmente trabajados para ello, donde peritos y médicos emplean un protocolo de inhumación que consiste en identificar cada cuerpo en fosa, hilera, patio, folio único y con su respectivo perfil genético por si existe una posterior reclamación por parte de sus familiares pueda ser ubicado sin perder evidencia.

Cuando el cuerpo es identificado pero está inhumado, la familia decide si coloca una lápida con su nombre, o si espera seis años para exhumarlo, ya que ello está establecido en la Ley de Salud.

De acuerdo con la última inhumación realizada por la Fiscalía General del Estado, 112 personas fueron sepultadas en el panteón San Rafael, ubicado en Ciudad Juárez y donde más del 75 por ciento de ellos murieron por causas naturales.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a [email protected]

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a [email protected]”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida