26 de noviembre

Destapa Chihuahua red nacional de corrupción

De la redacción

Organismo nacional documenta desvío de 650 mdp a campañas de siete entidades

Por medio de la red de corrupción denominada “Operación Zafiro” que implementaron funcionarios, ex funcionarios y empresarios en siete entidades del país, descubierta y denunciada por el Gobierno de Chihuahua, fueron desviados más de 650 millones de pesos del erario, para ser gastados en campañas electorales para favorecer a candidatos de un partido político.

La asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), basada en las investigaciones de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE), descubrió en los estados de Durango, Sonora, Morelos, Colima, Estado de México y en la Ciudad de México, un modus operandisimilar al empleado en Chihuahua para la extracción de recursos durante 2016.

El método consistió en dispner de empresas inexistentes para facturar por servicios costosos que nunca fueron prestados, incluso en algunas de las entidades, de acuerdo con la investigación de MCCI, se usaron las mismas empresas “fantasma”.

Desde el inicio de la presente Administración, el Gobierno de Chihuahua interpuso una serie de denuncias por peculado agravado y enriquecimiento ilícito en contra de exfuncionarios, ex legisladores y empresarios por el millonario desfalco encontrado en las arcas del Estado.

Una de las denuncias fue por el desvío de 250 millones de pesos, como parte de la “Operación Safiro”, en la cual fue procesado el empresario y ex senador Alejandro Gutiérrez Gutiérrez (exonerado por un juez federal). Además de los ex funcionarios de la Secretaría de Hacienda, Antonio Tarín García y Gerardo Villegas Madriles, que están a la espera de que culminen las investigaciones; el exsecretario de Educación y Deporte, Ricardo Yáñez, ya sentenciado, al igual que Karla Areli Jurado Bafidis, quien fungió como directora administrativa de la misma dependencia.

En conjunto con Gutiérrez Gutiérrez, que dispuso de las empresas “fantasma”, los funcionarios, cada uno desde sus cargos, realizaron una serie de trámites para extraer los recursos, que al final habrían terminado a disposición de la dirigencia nacional de un partido político.

En su investigación, MCCI documentó que por medio de la “Operación Zafiro”, del Gobierno del Estado de Durango fueron extraídos 230 millones de pesos y otros 130 millones por el de Sonora, con métodos similares y con el uso de algunas de las mismas empresas “fantasma” utilizadas en Chihuahua.

Además, el poder Legislativo del Estado de Morelos transfirió al menos 16.4 millones de pesos, el Gobierno de Colima otros 15 millones y con montos mínimos participó la hoy alcaldía de Milpa Alta de la Ciudad de México. En el caso del Estado de México, la investigación confirmó que hubo desvíos, aunque el gobierno estatal ocultó información sobre los contratos.

Según MCCI, dichas cantidades fueron transferidas a cuentas del banco Santander nombres de firmas como SINNAX, SAMEX, SISAS y Despacho de Profesionistas Futura, cuyos representantes legales resultaron ser prestanombres, parientes y amigos de éstos.

También fueron documentadas transferencias a Publicidad Recrea, Publicidad ICON, Pragmatics y Constructora Franfeca, SINEX, Franfeca, Comercializadora Vezcu, Constructora Invelco y Constructora Tocap, empresas que comparten como accionistas a vecinos de zonas populares de la zona metropolitana de la Ciudad de México.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a [email protected]

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a [email protected]”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida