Cambio 16 de Chihuahua



Uso de sillas infantiles reduce 60% el riesgo de lesiones: URGE

Registra 2016 más de 28 mil accidentes viales en la entidad, con una tasa de mortalidad infantil de 1.9%; la distracción, unoa de las principales c

15 de mayo

A fin de salvaguardar la integridad de las y los menores al viajar en automóvil, ya sea en trayectos cortos o largos, la Secretaría de Salud, a través de la Unidad de Rescate de Gobierno del Estado (URGE), exhortó a la ciudadanía a hacer uso de las sillas de seguridad para infantes.

Con esta medida de protección se reduce un 60 por ciento el riesgo de que niñas y niños menores de 12 años de edad sufran lesiones que comprometan su salud o su vida, en caso de colisión, frenado brusco o volcadura.

De los cero meses a los dos años deben ir en porta bebé y en contra flujo, en la parte de atrás del vehículo; de tres años en adelante deben utilizar las sillas convertibles; y cuando ya no caben, de cinco o seis años, se recomienda el asiento elevador o booster para que el cinturón de seguridad alcance a protegerlos.

Este sistema impide que sean lanzados y se golpeen con los elementos rígidos del vehículo (tablero, palanca, volante, etc.), así como con otros ocupantes, o que sean expulsados fuera del automóvil, elevando las posibilidades de sobrevivir a un accidente de tránsito.

Por lo anterior, la dependencia estatal llama a concientizarse de los riesgos y recomienda evitar llevar a niñas y niños en brazos, en los asientos delanteros, o en asientos traseros sin esta medida de protección, o niños mayores de 12 años sin cinturón, ya que las heridas pueden ser cinco veces más graves para menores de edad que las de una persona adulta.

Si en un trayecto largo se cansan o enfada de ir sujetado con el arnés, se puede buscar un lugar seguro para detenerse, descansar, estirar las piernas; pero jamás llevarlos dormidos en el asiento o en brazos del copiloto.

Las sillas de seguridad deben usarse cuando el menor mide menos de 1.50 metros de altura o tengan un peso máximo de 36 kilogramos, al menos hasta los 12 años.

Además, las sillas para niños o booster’s tienen fecha de caducidad, en general duran de seis a ocho años de uso, por lo que no se recomienda reutilizarlas o adquirirlas en tianguis de segunda mano, ya que se desconoce el uso que tuvo.

En el 2016 se registraron en la entidad más de 28 mil accidentes viales, con una tasa de mortalidad de infantes del 1.9 por ciento, siendo la distracción uno de los principales factores.

Con estas acciones, la Secretaría de Salud muestra su compromiso por mantener una población informada y saludable.

ooo---000---ooo