Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 44
chihuahua@cambio16.gob.mx


El reto de enseñar a alumnos temporales

15 de marzo

El reto de enseñar a alumnos temporales

Mariela Vargas

1286visitas

“Me encanta trabajar con niños migrantes, no cambiaría esta profesión”, expresa con satisfacción la maestra Judith Montes Lara, profesora de 38 años trabaja en el albergue La Esperanza, donde se atiende a niños, niñas y jóvenes migrantes.

Graduada de la Escuela de Trabajo Social del Estado, Judith es una docente de escuela unitaria, en donde se imparten clases a estudiantes de distintos grados a la vez.

Montes no solo es profesora, también es directora y conserje del lugar a donde llegan cada ciclo escolar agrícola, hijos e hijas de familias campesinas indígenas procedentes en su mayoría del sur del país, quienes arriban a Chihuahua para trabajar en labores agrícolas temporales.

En busca de un sitio donde dormir, alimentarse y que sus hijos puedan estudiar preescolar, primaria o secundaria, en los meses de marzo y abril, decenas de familias llegan a La Esperanza.

Sus instalaciones están ubicadas en el kilómetro 9, de la colonia Morelos, junto a la carretera a Delicias, en la localidad de Rosetilla.

“Tengo más de siete años entregada a esta profesión que me satisface, porque ayudar a un niño migrante a que pueda leer y escribir, o mostrarle como hacer operaciones matemáticas, en poco tiempo, es algo indescriptible”, señaló la docente.

“Recibimos en la escuela a más de 35 menores desde los 3 años de edad y formamos dos grupos”, indicó.

Un niño cursa aquí un determinado grado escolar y al terminar el trabajo agrícola, su familia sigue viajando a otros estados en donde son inscritos en otra escuela similar para continuar su educación básica, dijo.

Para Judith la labor inicial es convencer a los padres para que permitan a sus hijos estar en la escuela, pues aún hay familias que requieren del trabajo de todos.

“Recibimos niños de la comunidad Tlapa de Comonfort, ubicada en el estado de Guerrero; también tenemos alumnos de Sinaloa, y propios del estado de Chihuahua”, agregó.

Montes indicó que entre los menores se hablan lenguas como el tlapaneco, mixteco, náhuatl y español.

–Cuando los niños van de un centro escolar a otro, los docentes registran al alumno en el Sistema Nacional de Control Escolar de Población Migrante, de la Dirección General de Educación Indígena de la SEP, ahí se rastrean sus calificaciones para saber los resultados obtenidos en su anterior escuela.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida