Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 35
chihuahua@cambio16.gob.mx


21 de marzo

Van por Rescate ambiental de Ávalos

Heidi Rodríguez

116visitas

Ávalos, más allá de ser un referente histórico para la economía de Chihuahua, también ha sido durante 20 años el pasivo ambiental más grande del país y quizás de América Latina, pues lejos de recibir el tratamiento adecuado luego del cierre de la fundidora de metales, los contaminantes fueron abandonados y quedaron expuestos en medio de grandes zonas habitacionales.

Para remediarlo definitivamente, este Gobierno asumió la responsabilidad de transformar un foco de contaminación en un área vital de promoción deportiva, recreación, deporte, cultura y comercio, señaló la secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), Cecilia Olague Caballero.

Al tener una posición privilegiada, la regeneración del terreno, potenciará el crecimiento comercial, cultural y recreativo del sector, una vez que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) apruebe el proyecto y destine recursos para el programa de remediación.

La gestión se acaba de activar para aprovechar diferentes programas nacionales que atienden sitios contaminados, dentro de los cuales Ávalos está considerado como prioritario.

La secretaria Olague Caballero, doctora en Ingeniería por la UNAM, informó que se está solicitando la reapertura del proceso legal y la denuncia penal en contra de Industrial Minera México, por no remediar el área, a fin de que pueda aportar otro monto en compensación por el delito presuntamente cometido.

Fue la más grande procesadora de plomo en el mundo

Para dimensionar la cantidad de material producido en esa zona, basta recordar que de 1920 a 1950, la planta Ávalos de la compañía Industrial Minera México, fue la más grande procesadora de plomo del mundo, inclusive surtió casi la totalidad de los insumos para la Segunda Guerra Mundial.

Aunque la fundidora frenó sus operaciones en 1992, no fue sino hasta 2016, con la entrada de la Administración de Javier Corral Jurado, cuando se iniciaron los pasos concretos para la remediación ambiental, por medio de la Sedue.

Cecilia Olague, recordó que la pasada Administración pagó por un proyecto ejecutivo de remediación que nunca se concluyó ni fue entregado por la empresa que cobró por el servicio.

Pero el 4 de noviembre de 2016, la Sedue citó a la firma y siete días después, en una reunión, acordaron el esquema de trabajo para concluirlo e ingresarlo ante Semarnat, a penas en tiempo y forma.

“Ese documento es el plan sobre el que vamos a trabajar y es el que necesita revisar Semarnat para entregarnos recursos económicos, sin él no podemos gestionar nada”, explicó la titular de Sedue.

¿Qué contaminantes hay y cómo los eliminarán?

La importancia en la remediación del suelo de la exfundidora, es que sobre él hay tres tipos de contaminantes, que en orden de peligrosidad, son los polvos blancos, los jales que son de coloración amarillenta y la escoria negra o “cerros negros”, como los conoce la gente, precisó la titular de la Sedue.

“Todos ellos tienen metales pesados como el plomo, arsénico, zinc y cadmio, pero la remediación no es tan sencilla y sí es muy costosa. Tal vez trascienda esta Administración, pero para la ciudad es vital que lo iniciemos”, expresó la funcionaria.

Primero se comenzará con el tratamiento del residuo más peligroso, que son los polvos blancos, en su gran mayoría inapreciables al estar disueltos en el aire, aunque también yacen sobre un suelo arcilloso.

Olague indicó que se hicieron análisis para determinar si había filtraciones hacia los mantos freáticos, pero el acuífero está a 140 metros de profundidad y se descartó que hubiera escurrimientos tóxicos que lo hubieran contaminado.

Para remediarlo, se construirá una celda a manera de un confinamiento con la medida de compactación especificada por el proyecto, y luego le será colocada una membrana impermeable, sobre la que se depositará la escoria, el material dieléctrico y el escombro, describió la secretaria estatal.

Agregó que también existen estructuras dañadas y seriamente contaminadas, que carecen de valor histórico, las cuales se colocarán dentro de esa primera celda.

Dijo que los jales, que son el cúmulo de residuos mineros o insumos viejos sin utilizar y presentan una característica compacta se presionarán y luego se encapsularán con concreto y anclajes hechos con cables para fijar su cubierta.

“Esta es la mejor manera y la más económica de hacerlo, cualquier otra forma, como trasladarlos, solo cambiaría la contaminación de un lugar a otro. Además vamos a aprovechar las características de los residuos para formar el material de encapsulamiento y sólo invertir en el cemento lanzado”, consideró.

Respecto al tercer contaminante, la escoria negra, mencionó que tendrá que construirse otra celda en la superficie.

Explicó que como se trata de gránulos de diferentes diámetros, servirán para sustituir el material de banco en la mezcla para el concreto lanzado y sus cubiertas, reduciendo así el costo de la elaboración.

“Todo el proceso, nos va a permitir recuperar la superficie, pero es importante tener un Plan Maestro de Urbanización, antes de concluir la remediación, para que con base en los diferentes niveles autorizados por Semarnat, pueda destinarse a distintos usos de suelo”, agregó.

Algunos datos
- De 1920 a 1950, la planta surtió casi la totalidad de los insumos para la Segunda Guerra Mundial
- La compañía Industrial Minera México frenó sus operaciones en 1992
- En 2016 la administración de Javier Corral Jurado inició los pasos concretos para la remediación ambiental, por medio de la Sedue

Por orden de peligrosidad
- Polvos blancos (disueltos en el aire o en el suelo arcilloso)
- Jales, que son de coloración amarillenta
- Escoria negra o ´cerros negros´

Lo que contienen:
- Arsénico
- Zinc
- Cadmio

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida