Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 35
chihuahua@cambio16.gob.mx


22 de marzo

Quitan límites a empleos

Heidi Rodríguez

408visitas

El programa fue creado para colocar a personas con discapacidad y a adultos mayores de 55 años, a quienes les resulta difícil ingresar al mercado laboral, señaló Mariely Anaya Cárdenas, coordinadora de la Unidad Regional Chihuahua del SNE.

Para lograrlo se trabaja en dos vías: sensibilizar a los empresarios respecto a los beneficios, incluso fiscales, que pueden obtener al ser incluyentes, y detectar y evaluar las cualidades destacables de los potenciales empleados.

La evaluación permite elaborar un perfil sicológico individual que es entregado en paquete a los empleadores, en el que se especifica el área dónde mejor podría desempeñarse el solicitante, explicó Ana Escobar Rivero, directora del Centro de Evaluación de Habilidades Laborales (CEHL), que opera el programa Abriendo Espacios (CEHL).

“Nuestra meta para este año es ampliar la oferta de puestos, de operativos o auxiliares de almacén, a perfiles de alto nivel, al incorporar a universidades, como ya se está haciendo con la UACH, que tiene alumnado con discapacidad y talentos que han batallado para colocarse”, expresó Escobar Rivero.

Jaime Pacheco Ramos tiene discapacidad intelectual. Cuando Jaime nació, hace 27 años, tuvo una insuficiencia respiratoria y la falta de oxígeno, le ocasionó un daño cerebral, ha sufrido epilepsia y estuvo en tratamiento siquiátrico cerca de nueve años.

Durante 13 años trabajó como empacador en un supermercado, hasta que le pidieron que dejara el empleo porque “ya estaba muy grande”, por lo que el CEHL fue su alternativa para seguir generando recursos y colocarse como mesero en un “Drive Inn”, donde las propinas y comisiones son meramente simbólicas.

Su discapacidad es la que más rechazo laboral encuentra por ser la de mayor dificultad de adaptación, al no poder retener datos, dispersarse con facilidad de su tarea y no poder leer ni escribir.

Sin embargo, con el apoyo del Centro y de “Abriendo Espacios” sigue firme en su propósito de incorporarse al mercado laboral, en lo que a él más le gusta hacer.

Martín Martínez Marioni, de 35 años tiene discapacidad motriz. Su vida laboral comenzó a los ocho años al trabajar en las ladrilleras. Pero también ha sido guardia de seguridad, soldado en el Ejército, pizcador de manzanas, mecánico, carpintero, vigilante y carguero de atunes.

Después de una recaída, hace un par de semanas, el eterno empuje de Martín, por valerse de sí mismo, lo hizo ponerse de pie para buscar trabajo, primero en la calle y ahora en el CEHL, a donde “un conocido me dijo que viniera”.

Esta semana, Martín demostró su gran capacidad de precisión y es el principal candidato para cubrir la vacante de una empresa de seguridad por medio del programa.

Detectando talentos

Celina Arreola Márquez, personal especializado para el Centro, precisó que las evaluaciones son personalizadas para detectar el perfil laboral preciso de cada quien y evitar ubicarlo en algún área inferior a su talento, lo que le generaría frustración.

El CEHL se encarga de evaluar habilidades específicas en 15 pruebas.

Dijo que por ejemplo, los débiles visuales son más hábiles como capturistas de datos, masajistas, locutores o recepcionistas, ya que “son más rápidos, concentrados y tienen una memoria excelente, que les facilita ahorrar tiempo en buscar directorios de manera visual, al tenerlos en la mente”.

Actualmente el Centro tiene dos perfiles listos que pretenden ser incorporados en la función pública, a solicitud de ésta área, debido a la gran cantidad de llamadas que reciben y tan sólo necesitarían instalar un software especial denominado JAWS, para recibir la información y canalizarla.

Respecto a los perfiles de discapacidad motriz, su distinción es la destreza, precisión y equilibrio manual, que les sirve para ubicarse en una línea de producción de la industria manufacturera, inclusive en aquellas que producen fibra óptica.

Estímulos fiscales para empresas

De acuerdo al portal de “Abriendo Espacios”, una empresa que contrata a personas con discapacidad y modifica sus instalaciones para la accesibilidad, puede deducir ante la autoridad fiscal el 100 por ciento de los gastos en esa inversión.

Además, si contratan a personas con dificultad motriz, que usen prótesis, muletas o sillas de ruedas, así como a quienes tienen discapacidad mental, visual auditiva o de lenguaje, en un 80 por ciento o más de la capacidad normal y a adultos mayores de 64 años, también tienen derecho a otro concepto de deducción de impuestos, según la Ley del Impuesto sobre la Renta, en su artículo 186.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida