Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 49
chihuahua@cambio16.gob.mx


11 de abril

Semana Santa rarámuri marca inicio de nuevo ciclo de vida

Nicolás Martínez

1776visitas

Las actividades de noríliwachi (Semana Santa) inician después del día de la Candelaria, cuando se reúnen para nombrar a las personas que serán las encargadas de organizar la celebración.

El mundo, para seguir, requiere que el rarámuri dance, así lo marca la tradición desde los primeros tiempos, cuando la tierra estaba blanda por tanta lluvia y hubo que hacerlo “para que se amacizara”, así lo enseñaron los anayáwari (los antiguos) y se ha transmitido de generación en generación en las historias que las abuelas y abuelos cuentan a niñas y niños.

Con la música y la danza el pueblo rarámuri invita a Onorúame-Iyerúame (quien es Padre-Madre) a bajar y celebrar con toda la comunidad. Esta convivencia le fortalece después de un largo período de frío y plantas dormidas bajo la tierra por las heladas.

Fuerza que le será necesaria para ayudar a germinar las semillas que se sembrarán durante el ciclo, así como proveer el agua para que no falte el alimento y la vida siga.

En asamblea comunitaria se da el nombramiento a los responsables de guiar y organizar a los dos grupos que participan en la celebración de nolíriwachi y con ello inician las actividades en Siwibo, comunidad rarámuri de Batopilas.

Ahí se nombra al molókaptani, quien es el responsable de juntar entre las familias -por cooperación- el maíz y frijol para la elaboración del sowi (teswino), las tortillas y todo el alimento que se compartirá. Además convoca y conforma el grupo de danzantes Moló, quienes alegran el mundo y combaten a los juriósi (diablos) para conservar el orden en el cosmos.

El otro grupo es conocido con el nombre de juriosi, son “los diablos”, que entre risas, juegos y burlas tratarán de desestabilizar el orden.

Desde el jueves esconderán al “judas” que representa lo malo en la comunidad y lo protegerán para que los moló no lo encuentren y lo maten el “Sábado de Gloria”. El viernes a medio día, los juriosi serán convocados por su líder para iniciar la danza de pascol e irse a pintar con tierra blanca del monte.

Durante la tarde y la noche del viernes alternarán las danzas en sus patios, especialmente preparados para este fin, con visitas y vueltas alrededor de la iglesia hasta el amanecer del sábado.

Los juriosi entrarán a la iglesia, se acostarán en el piso y darán tres vueltas a lo largo de ésta para liberarse del “que vive abajo” (el diablo). Ya liberados saldrán al atrio a enfrentarse en lucha, cuerpo a cuerpo, contra los moló, quienes les quitarán al “judas” y lo quemarán frente a toda la comunidad, como muestra del triunfo del bien, acción que a su vez fortalecerá a Onurúame-Iyerúame para propiciar un buen año productivo.

La celebración continuará, tal vez hasta el lunes, para regresar a sus hogares y prepararse para iniciar el ciclo de la siembra del maíz en la Sierra de abril a junio. En los cálidos barrancos se sembrará durante el mes de julio, cuando se espera que las lluvias sean constantes y las plantas no mueran de sed.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida