Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 48
chihuahua@cambio16.gob.mx


15 de mayo

Vencen la Sierra

De la redacción

123visitas

Técnicos de Coepi atraviesan las zonas más accidentadas para llevar alimentos a 491 escuelas.

Aunque ha tardado en llegar, Alejandro Nevárez empieza a sentir el calor combinado con la humedad que caracteriza el clima de la barranca de Batopilas.

Hacer llegar ayuda alimentaria a 491 escuelas, repartidas en las zonas más accidentadas de la Sierra Tarahumara, es una labor compleja pero no imposible para el equipo de la Comisión Estatal de Pueblos Indígenas (Coepi).

Antes de que salga el sol, Nevárez carga el vehículo para hacer la primera entrega en la Frida Kahlo, a un lado del lecho del río.

En camino a la comunidad de Coyochique, enclavada entre el abismo y piedras escarpadas, confía que lo que más le gusta de su trabajo es la satisfacción de apoyar a gente que necesita la ayuda.

La cantidad de alimentos que recibe cada plantel se realiza con base a un censo de niños en edad preescolar.

Para ello, la Coepi cuenta con trece centros de acopio y distribución en seis regiones de la zona serrana.

Una vez adquiridos los alimentos, estos se concentran en los seis grandes centros de acopio ubicados en Guachochi, Creel, Tomochi, Bahuichivo, El Vergel y Carichí.

También cuenta con bodegas secundarias de apoyo en Urique, Batopilas, Temósachi, Uruachi, Guadalupe y Calvo, Chínipas y Guazapares.

De esta manera, la cobertura llega a los municipios de Batopilas, Morelos, Balleza, Bocoyna, Maguarichi, Urique, Temósachi, Madera, Guerrero, Ocampo, Moris, Uruachi, Guazapares, Chínipas, Guadalupe y Calvo, Baborigame, Baquiriachi, y Nonoava.

Con la lista en mano, Nevárez pone en el suelo los artículos.

Chícharos, lentejas, sardinas, atún, aceite, harina de trigo, harina de maíz y fécula de maíz de sabores, se empatan con la lista.

Verduras enlatadas, mayonesa, leche en polvo, sal y alimentos deshidratados como huevo con chorizo, papa, consomé de pollo, tomate y soya, llegan a la cocina del plantel cargados por los propios alumnos de la Frida Kahlo.

Después, el maestro les dice en rarámuri que formen dos filas. Uno por uno se lavan las manos y esperan en la puerta de la cocina.

Adentro se están sirviendo los platos con un caldo de papa, dos huevos cocidos, tortilla y agua de sabor. Después de recibir permiso, los menores ingresan en el comedor y empiezan a comer.

Contar con excelentes vehículos es indispensable para lograr los objetivos de los programas de la Coepi.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida