Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 41
chihuahua@cambio16.gob.mx


21 de mayo

Eterniza artista francés la cultura rarámuri

Susana Gutiérrez

131visitas

Si bien es cierto que México es tierra madre de una vasta pluralidad de culturas, adentrándose en la zona serrana de Chihuahua, encontramos una llena de misticismo y detalles que hicieron despertar el interés del artista francés Antonin Artaud.

Su recorrido por la República inicia con la firme convicción de buscar al México indígena, impregnado de tradiciones, de la manera de vivir basada en la conexión entre el humano y su espacio, aquello que consideraba perdido en su mundo.

En 1936 toca el territorio mexicano, desencantado del racionalismo europeo, con principal fuente de conocimiento en la razón, por lo cual Artaud desea encontrar “las bases de una cultura mágica que aún puede manar de las fuerzas de un suelo indio”; por medio de la percepción y relación empirista de los elementos que nos rodean.

Su búsqueda era, sobre todo a nivel espiritual, dejando de lado ese racionalismo tan impregnado en la ideología europea.

En su ruta, Artaud entrará en contacto con una cultura que lo dejó maravillado por su forma de relacionarse con su entorno, así como sus ritos y costumbres: los tarahumaras.

Su desempeño como escritor lo llevó a publicar varios libros, entre ellos: “Los Tarahumara”, así como “México” y “Viaje al País de los Tarahumaras”, donde narra el acercamiento y convivencia que tuvo con este pueblo a quienes llamaba “hombres rojos”, que consideraba, a pesar de que los creían incultos, habían alcanzado un grado de cultura sumamente sorprendente.

Entre sus narraciones, Antonin Artaud toca dos puntos vitales de la cultura tarahumara, mediante los cuales se pudo ver compenetrado: los rituales a través de música y danza; y su forma de percibir su relación con el cuerpo y pensamiento.

La primer vertiente se contempla desde su observación a la danza de los matachines no como un rito sagrado, sino como una danza popular que los españoles trajeron hacia México, pero que los tarahumaras han moldeado a su forma; de esta manera se percató de la imitación que sus movimientos tenían a la naturaleza exterior, pero entre ellos adquiere “un sentido altamente cosmogónico”, así mismo, haciendo referencia a su música adjetivándola como pueril y refinada: que a pesar de aparentar ser siempre el mismo ritmo, estos sonidos “evocan el sentimiento de una historia misteriosa y complicada”(Artaud, 283).

Esta captación de los ritos a través de las danzas, como señala, es uno de los principales conectores hacia una compenetración de su cultura; de la misma manera, el segundo punto apreciado por el surrealista francés, es la percepción del cuerpo y espíritu entre los tarahumaras.

El autor nos habla de que “Los tarahumaras no temen a la muerte física: el cuerpo-dicen- está hecho para su desaparición; es la muerte espiritual a lo que ellos temen” (288).

Distingue la importancia para ellos en que el mal es la pérdida de la conciencia y no el pecado en sí, a diferencia de los valores y problemas que la occidentalización tanto ha inculcado, nombrándolo como “los preceptos de nuestra moral occidental”(288).

De este modo, a lo largo de su andar en la Sierra Tarahumara, Antonin Artaud realizó observaciones de tal relevancia como las que anteriormente se ejemplifican, ya que tuvo una convivencia cercana en demás ritos y costumbres de tarahumaras que no se han mencionado, su participación en su ideología, un choque de culturas que estaba buscando para salir de aquella visión que lo situaba en el hastío.

A través de su pluma Artaud muestra una cosmovisión que se sitúa en la riqueza del pluralismo anteriormente mencionado. Asombrado por una resistencia de más de cuatrocientos años a situaciones que le amenazan, sin embargo, esa cultura persiste y se encuentra tan lejos y a la vez tan cerca de nuestra comprensión.

Bibliografía
Artaud, Antonin. México y Viaje al País de los Trahumaras. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica, 1995.

Ellos son un desafío a este mundo donde uno no habla tanto de progreso, porque sin duda uno pierde la esperanza de progresar
Antonin Artaud

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida