Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 52
[email protected]


5 de junio

Un siglo de Juan Rulfo

Ana Juárez

195visitas

Dos obras de Juan Rulfo (Pedro Páramo y la compilación de cuentos El llano en llamas) bastaron para que fuera considerado uno de los grandes maestros de la narrativa hispanoamericana del siglo XX.

Juan Rulfo fue el tercero de cinco hermanos. Ingresó en la escuela primaria en 1923, el mismo año en que su padre falleció y pocos años después su madre. Bajo la custodia de su abuela, posteriormente entró a un internado en Guadalajara. La biblioteca de un cura de San Gabriel, depositada en la casa familiar, germinó su interés por la literatura, que empezaría a desarrollar a su llegada a la Ciudad de México a mediados de la década de los años 30.

Fue reconocido con el Premio Xavier Villaurrutia en 1955, y en 1970 ganó el Premio Nacional de Literatura. Ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua en 1980 y en 1983 ganó el Premio Príncipe de Asturias de España.

Hace 100 años que Juan Rulfo nos dejó su legado, por ello la Secretaría de Cultura del Estado de Chihuahua realizó un homenaje por su centenario, en el que se conjugó la obra del maestro con danza, lectura de atril, música y una mesa de análisis, en el que se identificaron pasajes de “Pedro Páramo”, “El Llano en llamas” y las “Cartas a Clarita”, éstas últimas de las que dicen es su tercer obra no reconocida así, pero de un gran contenido para la literatura mexicana.

En el evento, ataviadas de negro, cinco integrantes del grupo danza contemporánea Danzarena presentaron “Miel derramada”, bajo la dirección de Cynthia Aguirre.
Mientras que jóvenes de entre 15 y 17 años del Centro de Educación Artística (Cedart) David Alfaro Siqueiros, deleitaron a través de facebook en transmisión en vivo con la lectura “No oyes a los perros ladrar”, coordinados por Yolanda Martínez Sías.

En la mesa de análisis, la escritora y periodista Flora Isela Chacón hizo un recuento del sondeo aplicado a periodistas de la fuente cultural, congresistas y colegas de lápiz, con quienes concluyó que a pesar de ser un ícono en la literatura mexicana e incluso con galardones mundiales, son pocas las personas que lo recuerdan, lo han leído e incluso, lo cofunden.

Por su parte, Antonio García y José García, interpretaron personajes de las novelas de Rulfo, a la par, de explicar elementos básicos de la obra del autor, a lo que denominaron como prosa lírica esculpida con cariño, emociones visuales y sensaciones que transportan a momentos que todos conocen o todos quieren experimentar.

El maestro Enrique Servin, destacó el humor negro de Juan Rulfo que en entrevistas a través de Youtube se puede constatar hoy en día; asimismo, dijo que pocos libros lo han “reconciliado” con el género de novela, siendo Pedro Paramo su contacto con el escritor mexicano, del que dijo es un “genio” que debe ser estudiado de forma permanente en las escuelas, y releído constantemente, ya que la apreciación de sus relatos cambia la visión del mexicano según sus vivencias en ese momento.

Frases inolvidables

“El tiempo es más pesado que la más pesada carga que puede soportar el hombre”
(El llano en llamas)

“Es algo difícil crecer sabiendo que la cosa de donde podemos agarrarnos para enraizar está muerta”
(¡Diles que no me maten!)

“Y abrí la boca para que se fuera (mi alma). Y se fue. Sentí cuando cayó en mis manos el hilito de sangre con que estaba amarrada a mi corazón”
(Pedro Páramo)

“Me haré a la idea de que te soñé -dijo-. Porque la verdad es que te conozco de vista desde hace mucho tiempo, pero me gustas más cuando te sueño”
(Un pedazo de noche)

“Apréndete esto, hijo: en el nidal nuevo hay que dejar un huevo. Cuando te aletié la vejez aprenderás a vivir, sabrás que los hijos se te van, que no te agradecen nada; que se comen hasta tu recuerdo”
(Paso del norte)

“Sin embargo, la vida no es muy seria en sus cosas”
(La vida no es muy seria en sus cosas)

“Pero ¿por qué las mujeres siempre tienen una duda? ¿Reciben avisos del cielo, o qué?”
(Pedro Páramo)

Nadie te hará daño nunca, hijo. Estoy aquí para protegerte. Por eso nací antes que tú y mis huesos se endurecieron antes que los tuyos. (El hombre)
La muerte no se reparte como si fuera un bien. Nadie anda en busca de tristezas.
(Pedro Páramo)

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida