Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 49
chihuahua@cambio16.gob.mx


26 de junio

Brotan manantiales en el desierto y la montaña

Alfonso Ramírez

448visitas

Son verdaderos oasis de aguas termales a los que atribuyen poderes curativos y están en todo el estado.

Desde el desierto hasta la montaña, pasando por la llanura y la pradera del extenso territorio chihuahuense, brotan manantiales de aguas termales a las que se atribuyen poderes para curar el estrés, dolores de artritis, reúmas o heridas que no cicatrizan, además de tonificar piel.

Son verdaderos oasis rodeados de palmas, mezquites, álamos o pinos. Los balnearios de aguas termales s En sus pilas rústicas o balnearios bien construidos, reciben a los visitantes de las principales ciudades del estado que pueden disfrutar de un paseo dominical o incluso quedarse a dormir en cabañas bien equipadas con las que cuentan algunos de los destinos.

San Diego de Alcalá

A sólo 70 kilómetros al sureste de la ciudad de Chihuahua, se encuentra el Spa de Aguas Termales de San Diego de Alcalá, con tres albercas, una de ellas con la mitad de agua caliente y la otra mitad fría, un charco de lodo curativo, área de asadores, cabañas modernas y salas privadas de sauna que van de los 38 a los 42, o más grados centígrados y en las que se recomienda no permanecer por más de 10 ó 15 minutos porque baja la presión arterial.

Las familias Majalca y Vargas viajaron de la capital del estado a San Diego para aprovechar que el balneario está casi vacío, pero desde el viernes en la tarde hasta el domingo “no se puede ni andar de tanta gente que hay”, comentan.
Leobardo Salinas, encargado del Spa, cuenta que hace tres años se empezó a remodelar y repuntaron las visitas.

“Ahora la afluencia de personas ha crecido y hasta se llevan el agua y el lodo en botellas o garrafones pata curarse, pero para tomar también tenemos un pozo de agua fresca”, comenta.

Las salas de sauna están cubiertas con mosaico y por lo menos una de ellas tiene una rampa para que personas en sillas de ruedas puedan disfrutar de un baño reconfortante y que contribuye a aliviar sus dolores, quita el estrés, siempre siguiendo las recomendaciones antes citadas.

Es tan caliente el agua que brota del interior de la tierra, que hasta se afirma que es “el agua que bebe el diablo”.

Balnearios en Julimes
Además de San Diego de Alcalá, en el vecino Municipio de Julimes colindan cuatro balnearios termales, que son Valle Verde, El Paraíso, El Pandeño y Los Manantiales, esté ultimo atendido por Eduardo Pando quien relata que “el ojo” de donde brotan las aguas registra temperaturas hasta de 45 grados centígrados y llega hasta las albercas con 42 grados.

En el ojo, hay un pez “único en el mundo” llamado CyprinodonJulimes, porque sólo en este lugar existe; se camufla con el agua y las hierbas por lo que es difícil de detectar y está catalogado como endémico.

En estos balnearios además de las albercas hay juegos para niños como sube y baja, columpios, pasamanos y otros en los que los pequeños acaban de quemar sus energías después de abandonar el agua.

Complejo Turístico Las Pampas
Más al sur y como muestra de la riqueza de aguas termales en el estado de Chihuahua, está el Complejo Turístico Las Pampas, a 15 minutos de Ciudad Jiménez, con aguas ricas en calcio y azufre y temperatura promedio de 43 grados centígrados.

Igual que en otros sitios de este tipo hay palapas, chapoteaderos, asadores, restaurante y áreas para acampar y dormir bajo las estrellas.

El Manantial de Coyame
Rumbo a la región fronteriza con Estados Unidos, a una altura media de mil 220 sobre el nivel del mar, se encuentra un hermoso manantial acondicionado como balneario con albercas, resbaladillas, asadores, árboles que dan sombra y es ideal para un chapuzón después de un recorrido por las famosas Grutas de Coyame o por el Cañón del Pegüis.

Recowata en la Sierra Tarahumara
Son tan abundantes los manantiales de aguas termales en Chihuahua, que, por ejemplo en la Sierra, cerca de Creel, a orillas del arroyo San Ignacio, está el Manantial de Recowata, cuyas aguas brotan de grietas en la roca y tienen temperatura promedio de 35 grados centígrados y está rodeado de un denso bosque en el que además de pinos hay álamos y encinos.

Quien quiera caminar un poco podrá descender hasta el fondo de la Barranca de Tararecua y gozar de un inolvidable contacto con la naturaleza.

EL temazcal en Casas Grandes
En Casas Grandes está El Temazcal y Spa, en el kilómetro 8.4 de la carretera a colonia Madero. El temazcal es una técnica terapéutica ancestral que ofrece muchos beneficios para la salud, como la relajación para dejar atrás el estrés acumulado por la vida en la ciudad o las presiones del trabajo.

Adornado con piedras de color naranja, este sitio puede ser el escenario de una comida familiar o para pasar un fin de semana inolvidable.

Barranca de Huapoca, en Madera
Antes de cruzar el puente de Huapoca, un camino desciende hasta al río y termina en un manantial de aguas termales que brotan de una grieta en la roca con temperatura muy agradable, bajan en una pequeña cascada y forman varias pozas pequeñas. Un amplio arenal junto a la orilla del río hace más atractivo el sitio.

Actualmente el manantial está acondicionado como balneario y cuenta con dos espaciosas albercas, chapoteadero y tobogán para la diversión de toda la familia. Un lugar apropiado para el descanso y la diversión.

ooo---000---ooo

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida