Cambio 16 de Chihuahua

Cambio 16 No. 52
chihuahua@cambio16.gob.mx


4 de julio

Cenote ‘El Hundido’, un tesoro en medio del desierto

Alfonso Ramírez

2477visitas

Con 185 metros, es el abismo vertical más hondo del estado y su descenso representa una experiencia inigualable.

“El Hundido” es un cenote natural de agua dulce ubicado en el municipio de Jiménez, al pie de la Sierra del Diablo y en el límite sur del estado.

Es una maravilla natural, con profundidad de 185 metros, considerado como un vértice energético con matices mágicos y místicos, en donde a principios del invierno algunas personas realizan un ritual para purificar la tierra y desterrar la energía negativa.

Las aguas del río subterráneo que lo alimentan, llegan a Cuatro Ciénegas, en Coahuila, donde hay 550 pozos pequeños con corrientes en el subsuelo.

Una de las particularidades del cenote “El Hundido”, cuya boca tiene un diámetro de 50 metros, es que cuando se escucha un trueno en su interior, a los 15 días es seguro que llueve en los alrededores, asegura el doctor Rodolfo Martínez Reyes, propietario del rancho en el que se encuentra.

Para llegar al fondo de “El Hundido” hay que utilizar un malacate operado con un motor de 250 caballos de fuerza hasta encontrar la laguna, cuya extensión es semejante a la cancha del Estadio Azteca, mientras que el río subterráneo tiene una profundidad estimada de 50 metros. Para bajar se requieren 20 minutos y otros 50 para subir.

Suspendido en el vacío

La carga emocional es inmensa cada vez que se baja al fondo de “El Hundido” dentro de un bote de 200 litros, suspendido por cables de acero. Se siente el vértigo del vacío y poco a poco la oscuridad se vuelve absoluta. Hay pequeños murciélagos que alterados por el ruido del potente motor pasan cerca o se posan en la ropa, aunque un pequeño movimiento los espanta.

La luz de una linterna que se lleva en el casco protector se transforma en figura de rostros fantasmagóricos al proyectarse sobre las paredes del túnel. Las manchas de la humedad también dibujan animales, edificios y cruces.

Al cabo de 25 minutos, que se antojan eternos, se llega a una pequeña isla formada durante miles años con las piedras y el polvo que ha caído al lago. Ahí está instalada una potente bomba extractora que se activa desde el exterior con una planta de energía solar.

“El Hundido” está en una tierra desértica propia para la ganadería, sobre cuyo suelo se observan miles de quiotes, magueyes, cardenches, peyote, nopales y otras cactáceas, así como liebres, conejos y lagartijas, propias del desierto chihuahuense.

El agua dulce que se extrae del fondo del cenote es un verdadero tesoro y por ahora se utiliza para cultivar con un sistema de riego una plantación de nogales, pero se proyecta la siembra de granos como maíz, zacates y otras meter más cabezas de ganado.

El descenso conduce a una pequeña isla en medio de la laguna de aguas frías que brotan del fondo y que tienen un pequeño oleaje de vaivén. Entre pared y pared de esta oquedad hay más de 100 metros y en una de ellas se observa lo que parece un tronco petrificado o quizá restos fósiles de algún espécimen animal. Al final del viaje en barril es necesario someterse a un baño con agua helada para asentar los niveles de adrenalina que están a su máxima potencia.

El rayo iluminador

“El Hundido” es un potrero de 6 mil 500 hectáreas que forma parte del Rancho Peñoles, que tiene 45 mil hectáreas y llega hasta Sierra Mojada, ya en terrenos de Coahuila.

El doctor Martínez comenta que al cambiar el antiguo malacate instalado en los 40’s por uno más resistente se pensó en atraer visitantes, pero como el potrero está muy aislado y el camino de acceso es un verdadero problema cuando llueve, no se consiguieron los resultados esperados.

No obstante, se podría hacer un túnel para evitar la bajada de 185 a 80 metros y con escaleras se podría bajar pegadito al agua y observar la bajada del rayo luminoso.

“Es una cosa impresionante, solo se ve en los meses de verano. De abril hasta julio o agosto máximo. No se sabe de dónde baja, porque no entra por el agujerote, sino por otro más pequeño”, explica el doctor Martínez.

“En mayo hace un corazón, el 10 de mayo, como si fuera un homenaje a las madres, afirma con la emoción dibujada en la mirada, quien ha visto ese maravilloso fenómeno de la naturaleza.

A su vez el explorador Rosendo Francisco Muñoz Colomo, abogado de profesión, pero investigador de vocación, tiene entre sus muchos logros haber podido captar la imagen del rayo de sol que penetra por un orificio pequeño del techo y se expande por toda la caverna, creando una sensación de luminosidad difícil de expresar en palabras.

Rosendo Muñoz cree que aunque hasta ahora no se han encontrado peces en este lago es porque no se ha investigado a fondo. “Pero debe de haber porque es un ecosistema único, debe de haber forzosamente a profundidad”, explica.

Además, es probable que pudieran encontrarse restos humanos de sacrificios que pudieron realizar los tobosos y otras tribus que habitaron este territorio. O bien, algunos pudieron haber fallecido intentando descender a este abismo en busca de un contacto místico.

Rosendo y su esposa Hilda Luz Favela López, sin cuya asesoría no se habría logrado este reportaje, son asiduos visitantes de “El Hundido”. Ella no sólo desciende a la laguna, sino que tiene pasión por la fauna y la flora del lugar, de tal manera que ha formado una verdadera colección de plantas con flores de matices extraordinarios.

Una fotografía de Rosendo ya fue publicada en el libro “Agua Asolada”, que editó Proyectos Espaciales del Gobierno del Estado, a cargo del arquitecto Carlos Carrera, que presenta una suma de reflexiones y posicionamientos sobre uno de los recursos naturales más determinantes en la historia de la humanidad.

- 185 metros de profundidad

- 50 metros de diámetro

- 20 minutos se requieren para bajar y otros 50 para subir

- 50 metros de profundidad tiene el río subterráneo

ooo---000---ooo

Video relacionado

Cenote ‘El Hundido’, un tesoro en medio del desierto

Ayúdanos a encontrarla

Si cuentas con información ingresa a pasaeldato.gob.mx y llena el formulario en el apartado “Ayúdanos a Encontrarlas”. Tu denuncia es totalmente anónima y segura. #FEM #BúsquedaEnVida